México está entre los países en los que la población está más dispuesta a que el gobierno entregue datos sobre su salud para mitigar la propagación del virus SARS-CoV-2, según la segunda edición del informe European Tech Insights 2020 Center for the Governance of Change (CGC) de IE University.    

El documento refiere que "la pandemia ha provocado que los ciudadanos apoyen cada vez más la vigilancia estatal y el uso de sus datos personales para combatir la propagación del virus".

El informe, para el que se encuestó a 2,883 personas en todo el mundo, estudia cómo la población de nueve países de Europa se siente frente a la llamada Cuarta Revolución Industrial y compara sus respuestas con las de la población de México, China y Estados Unidos

México es el país en el que una mayor cantidad de sus habitantes (58%) está dispuesta a que el gobierno comparta sus registros de salud con empresas como Google sin consentimiento previo, frente a 51% de los chinos, 47% de los europeos y 32% de los estadounidenses.

Más trabajo, menos privacidad

Los mexicanos están también entre quienes están más dispuestos a renunciar a cierta parte de su privacidad a cambio de más seguridad o más empleos en el país. No obstante, los habitantes de otros países, como China, Reino Unido, Polonia, Estonia y Países Bajos, superan a México a este respecto. 

Sin embargo, después de haber vivido la emergencia sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19, los habitantes de varios de los países europeos analizados; así como de Estados Unidos cambiaron su percepción y ahora están más abiertos a que el gobierno comparta sus datos con las grandes tecnológicas y intercambiar parte de su derecho a la privacidad por otros, como la salud o la seguridad. 

rrg