LinkedIn ha anunciado un cambio de sus condiciones de uso que estarán vigentes a partir del próximo 7 de junio y que, entre otras cosas, se centran en que tendremos mucho más expuestos nuestros datos para que la empresa pueda usarlos como se le antoje, incluso si borramos la cuenta.

Y es que son pocos o ninguno los que alguna vez se han preocupado por estos términos y condiciones que aceptamos alegremente cuando nos sumamos a un servicio en línea y entre los que siempre hay una cláusula en la que se indica que la empresa puede cambiarlos a voluntad, y que para seguir usando el servicio tendremos que aceptarlos o no podremos usarlo. Es por ello que a muchos les pillará por sorpresa e incluso dentro de un tiempo se leerán este texto cuando ya no haya remedio.

Cambios en esos términos y condiciones que nunca leemos

En concreto, los cambios de LinkedIn de sus términos y condiciones tienen novedades como que la edad mínima para que alguien se haga miembro de esta red social es de 16 años. Además, se ha añadido una nueva explicación sobre cómo y por qué se renueva el cobro automático de los servicios Premium, para los que lo tengan activado.

NOTICIA: LinkedIn alcanza los 500 millones de usuarios

Más novedades se refieren a que la empresa ya no revisará el contenido publicado por terceros ni se hace responsable de lo que empresas y personas publiquen en sus perfiles y páginas. Finalmente, entre estos añadidos, no digamos menores pero sí menos importantes, está que en Europa, las disputas pasarán a estar bajo la legislación irlandesa en vez de tener que mirar hacia California para resolver los problemas.

Pero el más término conflictivo, sobre todo pensando que LinkedIn es propiedad de Microsoft y que quiere, a toda costa, unirla a su otro gran servicio para las empresas como es Outlook, trata sobre el uso que puede dar ahora la compañía a los datos de los usuarios. Hasta ahora, LinkedIn, y sólo LinkedIn, podía hacer uso de estos datos pero con el cambio ahora esta información pasa a estar disponible para todo el grupo de empresas filiales o autorizadas, es decir, para todo el conglomerado de Microsoft. Además, si no lo evitamos, aunque un usuario cierre su cuenta la compañía se sigue quedando con sus datos y puede hacer con ellos, casi, lo que le plazca.

¿Cómo evitar que nuestros datos vayan a otras empresas que no son LinkedIn?

Llegamos al meollo de la cuestión ¿es posible evitarlo? Pues para no pillarse los dedos, Micro... perdón, LinkedIn ha implementado sistemas que pueden activar los usuarios pero que vienen desactivados por defecto. En concreto hay que entrar en Ajustes, dentro pasamos al menú de Privacidad y finalmente llegamos a "Visibilidad de tu perfil fuera de LinkedIn", que está en las opciones de "Privacidad de datos y publicidad". Ya sólo nos quedaría darle al botón de "Cambiar" y desactivar el botón de esta opción para evitar que LinkedIn comparta esos datos con otras empresas - aunque no podremos hacer nada para que ellos los usen como les plazca, incluso si nos vamos de esta red social profesional".

NOTICIA: LinkedIn quiere atraer nuevos usuarios con noticias de negocios

mfh