Ample, la empresa de San Francisco centrada en el intercambio de baterías de vehículos eléctricos, informó el miércoles que recaudó otros 50 millones de dólares, en una ronda liderada por Blackstone.

La última captación de fondos se produce después de una ronda de 160 millones de dólares en agosto que elevó la valoración de la empresa a 890 millones de dólares, según el sitio web de inversores PitchBook. Ample está ahora valorada en más de 1,000 millones de dólares, según una fuente familiarizada con el financiamiento.

La compañía, de siete años de antigüedad, ha recaudado más de 275 millones de dólares de una extensa lista de inversores, entre los que se encuentran las ramas de capital de riesgo de las empresas globales de energía Royal Dutch Shell, Repsol y Eneos, según PitchBook. A la última ronda se sumó el Banco Santander.

Ample se ha asociado con la firma de servicios de transporte Uber, ofreciendo servicios de intercambio de baterías inicialmente a los conductores de Uber en California, con planes de ampliar la asociación a Europa. También se está introduciendo en el mercado japonés en asociación con Eneos.

Ample gestiona estaciones de intercambio automatizadas que, según dice, pueden sustituir una batería agotada por otra totalmente cargada en menos de 10 minutos, mucho menos tiempo del que tarda el típico paquete de baterías de un vehículo eléctrico en recargarse.

El concepto de intercambio de baterías no es nuevo. Aunque Tesla Inc probó inicialmente, y luego retiró, un plan para ofrecer el servicio a los clientes, el fabricante de vehículos eléctricos Nio Inc permite a los clientes intercambiar baterías en más de 200 lugares en China.

Honda Motor Co se asoció con Yamaha Motor Co Ltd y el fabricante de scooters Piaggio para desarrollar baterías intercambiables para vehículos eléctricos ligeros.