La cápsula no tripulada Dragon salió de la Estación Espacial Internacional (ISS) cargada con 1,800 kilos de equipos y regresó a la Tierra en la tarde de este sábado, dijo Space X.

"Buen amerizaje de Dragon confirmado, completando la tercera misión de reabastecimiento de Space X hacia y desde la @Space_Station con una nave espacial probada en vuelo", tuiteó la empresa de Elon Musk poco después de las 19:00 GMT.

La nave se había desacoplado de la estación en órbita a las 09:23 locales (13:23 GMT), para comenzar su viaje de regreso a la Tierra.

 

"Liberación confirmada", dijo entonces el comentarista Rob Navias en NASA TV, destacando que la separación ocurrió cuando la ISS estaba a unos 411 kilómetros de la Tierra, pasando sobre el sur de Australia.

"Dragon está a salvo en camino", aseguró.

El amerizaje se realizó en el Océano Pacífico, frente a la costa de California, con la asistencia de un paracaídas, tal como estaba previsto.

La cápsula trae una serie de experimentos científicos, incluidos ratones de laboratorio que fueron estudiados en órbita para ver cómo cambiaban sus huesos en condiciones de microgravedad.

"Otras muestras biológicas preservadas en congeladores científicos, como plantas, insectos y tejidos humanos también fueron colocados en Dragon", dijo la NASA en un comunicado.

Dragon, de Space X, es la única nave de cargo diseñada para volver a la Tierra intacta.

Había llegado a la ISS el 4 de abril tras ser lanzada desde Florida con cerca de 2,600 kilos de alimentos, materiales y equipos para experimentos científicos.

Se trata de la decimocuarta misión de Space X en el marco del contrato por 1,600 millones de dólares que tiene con la NASA para abastecer a la ISS durante varios años.