Este miércoles, el mundo de la Internet escribirá una de las páginas más importantes de su historia: cientos de sitios web en Estados Unidos realizarán una protesta masiva para mostrar su oposición a los proyectos de Ley Antipiratería en línea que se discuten en el Congreso de aquel país.

Facebook, Google, Internet Archive, Mozilla, WordPress o Wikipedia son sólo algunos de los cientos de organismos basados en la red que preparan apagones y muestras de rechazo a las polémicas leyes Antipiratería que podrían aprobar las autoridades estadounidenses: Stop Online Piracy Act (SOPA) y Protect Intellectual Property Act (PIPA).

Nosotros estamos en contra de la Ley SOPA como está definida y escrita. No estamos en contra de procesos que defiendan el Copyright, y que defiendan el hecho de que generadores de contenido puedan generar ingresos de sus propias creaciones , explicó Ana Paula Blanco, directora de Comunicación para Google en el Norte de Latinoamérica a El Economista.

Este gigante de la web forma parte del grupo NetCoalition, una iniciativa formada por compañías que incluyen a Yahoo!, Amazon.com, eBay, IAC, Bloomberg LP, Expedia y Wikipedia que busca preservar la esencia de la Internet: un ambiente libre y orientado al consumidor en un ambiente competitivo, que inspire innovación global e intercambio .

Google, por ejemplo, muestra su descontento hacia estos proyectos de Ley en el sitio de Estados Unidos. Wikipedia o Internet Archive suspendieron sus servicios este miércoles.

Twitter, aunque también rechaza estas iniciativas de origen republicano, ha decidido mantener activa su plataforma de microblogging para dar mayor difusión y potenciar el impacto social que estas protestas pudieran generar.

Y es que las propuestas de legislación que podrían aprobar los legisladores facultan a las autoridades para ejercer el control de la difusión de contenido en Internet.

Esto se traduce en prácticas de censura y un extensivo monitoreo de información en portales web, redes sociales, foros y hasta correos electrónicos para cazar contenido que infrinja propiedad intelectual y los derechos de autor.

Las consecuencias contra los infractores van desde bloqueos de direcciones IP –que impedirían el acceso a la red de redes-, multas, penalizaciones y hasta cárcel.

Emprenderían la implementación de candados, pero no están persiguiendo en el fondo del asunto, el que hace miles de millones de copias de contenido que tiene algún tipo de Copyright. Hay plataformas que no serían capaces de existir bajo esta nueva legislación: YouTube, Facebook y Twitter son algunos ejemplos , dijo Blanco, de Google.

A UNA SEMANA DE LA VOTACIÓN

La cuenta regresiva ya inició. El 24 de enero, el Senado de Estados Unidos votará la Ley PIPA.

Cerca de 130 organizaciones, entre medios de comunicación, casas productoras de cine y música, así como empresas farmacéuticas y de otros giros han mostrado su apoyo a esta legislación a fin de proteger sus activos en el ambiente digital.

Entre ellos están Hollywood, la Asociación Nacional de Manufactureros (National Association of Manufacturers) y la Cámara de Comercio estadounidense.

Organizaciones no gubernamentales como Fight for the Future, con su iniciativa " Stop American Censorship" emprendieron además una campaña para sumar su fuerza a esta huelga a los cibernautas al invitarlos a censurar por un día su blog, sitio o red social; y exigir a los legisladores que rechacen SOPA y PIPA.

Internet sigue siendo un espacio para generar negocio, y el cortarlo de tajo técnicamente para que por dirección IP se quite la oportunidad económica de que otras nuevas empresas y nuevos proyectos nazcan en Internet es muy grave , agregó Ana Paula Blanco, de Google.

[email protected]