El servicio público de salud de Irlanda, el HSE Ireland, anunció este viernes que se vio obligado a paralizar su sistema informático debido a un "importante" ciberataque con un "ransomware" o programa de robo de datos.

"Ha habido un ataque importante de ransomware contra los sistemas informáticos del HSE", anunció el organismo en Twitter.

Las autoridades lo atribuyeron a criminales internacionales y garantizaron que la seguridad de los pacientes no estaba en peligro.

Por precaución hemos decidido suspender todos nuestros sistemas informáticos para protegerlos ante este ataque y poder evaluar detalladamente", agregó.

El ciberataque contra el HSE utilizó un programa informático maligno similar al que atacó a Colonial Pipeline, operador de un enorme conducto de distribución de carburante en Estados Unidos, que tuvo que reiniciar todo su sistema el jueves por la noche tras quedar paralizado el pasado fin de semana. Aquel ciberataque fue llevado a cabo por el grupo criminal DarkSide, dijo la policía federal estadounidense.

Por su parte, la sanidad pública irlandesa enfrenta "un problema bastante grave", afirmó el director general del HSE, Paul Reid, al canal estatal RTE. "Hemos tomado la medida de precaución de apagar muchos de nuestros sistemas clave para protegerlos", reiteró.

Según explicó, el ataque se centró en el acceso a los datos almacenados en los servidores centrales.

El HSE pidió disculpas por las molestias causadas a sus pacientes y aseguró que las vacunaciones "seguirán adelante como estaba previsto". La vacunación contra el Covid-19 está actualmente abierta a los mayores de 50 años en Irlanda, donde la enfermedad ha matado a 4,937 personas, según las cifras oficiales del jueves.

El servicio de ambulancias también está "operando con normalidad sin impacto en la gestión de llamadas de ambulancia de emergencia y despacho a nivel nacional", agregó el HSE.

La maternidad Rotunda de Dublín anunció por su parte haber cancelado todas las consultas externas, excepto para las mujeres embarazadas de 36 semanas o más. Fergal Malone, responsable de esta unidad, explicó a RTE que "el problema son los ordenadores que se conectan a los historiales sanitarios electrónicos".

Ciberseguridad internacional 

Estados Unidos también ha sufrido una reciente oleada de ciberataques, incluido el perpetrado contra el sistema de oleoductos la semana pasada, y un importante pirateo a la empresa de software SolarWinds.

En este contexto, el ministro de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, llamó el miércoles a formar una coalición internacional para reforzar la ciberseguridad contra los agentes estatales y los delincuentes que buscan subvertir las normas democráticas.

"Estos actores son los vándalos a escala industrial del siglo XXI. Quieren socavar los cimientos de nuestra democracia", afirmó Raab en una conferencia en línea organizada por el Centro Nacional de Ciberseguridad británico (NCSC), arremetiendo contra países como Rusia, China, Irán y Corea del Norte.

Cuando estados como Rusia tienen criminales y bandas que operan desde su territorio, tienen la responsabilidad de perseguir a esas bandas, no de ampararlas", afirmó Raab.

El Reino Unido ha acusado a entidades rusas de intentar robar investigaciones vitales sobre el coronavirus de laboratorios británicos, estadounidenses y canadienses.

"Utilizamos nuestras capacidades porque son necesarias para defender a nuestros ciudadanos y salvaguardar la colaboración internacional; nuestros adversarios utilizan su poder para robar, sabotear y saquear el sistema internacional", agregó.

La semana pasada, los cancilleres del G7, grupo de siete países más industrializados que este año está presidido por el Reino Unido, pidieron un enfoque conjunto para hacer frente a las amenazas mundiales, incluyendo el ciberespacio.