Desde hace varias semanas se discute en el Congreso de Estados Unidos un proyecto de Ley antipiratería en la Internet, la Stop Online Piracy Act (SOPA), que pretende proteger los derechos de autor en el ecosistema digital a costa de sacrificar la creatividad a través de la censura.

Introducida en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos el 26 de octubre de 2011 por el congresista republicano Lamar S. Smith, el proyecto de ley busca facultar al Departamento de Justicia para cerrar cualquier sitio web sospechoso de contener material que viole los derechos de autor o propiedad intelectual.

¿POR QUÉ LA POLÉMICA?

Los opositores a la ley argumentan que ésta censura y pone fin de la creatividad. Y es que con esta nueva legislación, cualquier sitio que incluya imágenes, música, videos o textos de terceros podría ser bloqueado por la simple sospecha de una violación a los derechos de autor.

Como está planteada la Ley, también sería el fin de los Justin Bieber o, en el caso de México de fenómenos como los Vázquez Sounds , que ganaron fama en la red al subir videos interpretando canciones que no son de su autoría y sin la autorización de los propietarios.

¿HAY REPERCUSIONES LEGALES?

Los opositores acusan que esta Ley criminaliza incluso a los desarrolladores de redes sociales, blogs y foros. Con que algún usuario introduzca algún contenido del que se tenga la sospecha de alguna violación, el sitio completo podría ser suspendido bajo el argumento de que no hicieron lo suficiente para prevenir la infracción .

Esto incluye desde grandes sitios como Google, YouTube, librerías en línea y las mismas redes sociales como Facebook o Twitter, hasta los sitios que proveen herramientas de descargas gratuitas como Megaupload.

¿EN QUÉ AFECTA A USUARIOS Y EMPRESAS?

La organización Stop American Censorship argumenta que esta Ley se inhibirá la creación de un gran número de proyectos e iniciativas basadas en web y la difusión de información.

Para los usuarios además se reflejaría en el bloqueo de sitios que visitan diariamente. Los proveedores de servicios de correo electrónico se verían forzados a bloquear enlaces enviados o recibidos ( y no duden que accidentalmente eliminen enlaces legítimos cuando busquen links que infrinjan la ley , dice Stop American Censorship).

Además, el contenido que se comparte a través de las redes sociales como Facebook o Twitter estaría sujeto a un riguroso monitoreo y a una posible censura.

¿QUÉ EMPRESAS APOYAN LA LEY?

Cerca de 130 organizaciones, entre medios de comunicación, casas productoras de cine y música, así como empresas farmacéuticas y de otros giros han mostrado su apoyo a esta legislación a fin de proteger sus activos en el ambiente digital.

Entre ellos están Hollywood, la Alianza de Empresas de Programas Informáticos (Business Software Alliance), la Asociación Nacional de Manufactureros (National Association of Manufacturers) y la Cámara de Comercio estadounidense.

¿QUÉ EMPRESAS SE OPONEN?

Los promotores del software libre y las compañías que basan su negocio en Internet son los principales organismos que rechazan la propuesta de Ley Antipiratería.

Varios de los gigantes de internet como eBay, Facebook, Google, Twitter y Yahoo! publicaron una carta abierta manifestando su preocupación por estos proyectos.

Wikipedia, que funciona gracias al trabajo de voluntarios, cumplió 11 años de existencia el 15 de enero, también anunció su rechazo al anunciar la suspensión de sus servicios el próximo miércoles

Durante el Consumer Electronic Show 2012, Gary Shapiro, presidente de la Asociación de Electrónica de Consumo (CEA, por su sigla en inglés) llamó a los promotores de SOPA como extremistas e ignorantes .

apr