El iphone brasileño cuesta unos 355 dólares, usa Android y se parece muy poco al iPhone de Apple, compañía estadounidense que perdió el derecho de uso de marca del smartphone en Brasil frente a la local Gradiente.

El iphone brasileño, producido por Gradiente Eletronica SA, es ofrecido a través de su página de Internet a un costo de 599 reales (4,500 pesos mexicanos) e incluye una batería, un cable USB, un cargador, una funda y un manual de uso, además de 12 meses de garantía.

El iphone de Gradiente tiene una medida de 6.1 centímetros de ancho por 12 centímetros de alto, 1.1 cm de profundidad y un peso de 130 gramos y puede aceptar dos chips, acceso a Internet, radio FM y MP3.

En el 2007, Apple presentó al mundo su smartphone iPhone, pero no contaba con que la compañía brasileña lanzó, en el año 2000, un teléfono con el mismo nombre. Esta semana, el Instituto Nacional de la Propiedad Intelectual (INPI) de Brasil decidió que el uso de la marca iphone en el país pertenece a Gradiente, que lo registró en el 2000.

En un video disponible en su página web, Gradiente explica que el nombre de su teléfono proviene de la mezcla de las palabras Internet y Phone .

Gradiente afirma que su iphone cuenta con recursos más simples en comparación con el smartphone de Apple, ya que se maneja con el sistema operativo Android 2.3.4, bien aceptado por los brasileños.

Aunque el aparato de Apple tiene mejor resolución, mayor velocidad y maneja el sistema iOS, el equipo touch sudamericano tiene una pantalla display de 3.7 pulgadas con resolución de 320 x 480 pixeles, una cámara delantera de 5 megapixles y una cámara frontal de 0.3 megapixeles.

Cuenta con un zoom 8X e incluye una tarjeta de memoria de 2 GB, que soporta una memoria de hasta 32 GB, aunque no tiene flash.