Carros autónomos -o al menos que se estacionan por sí mismos- y conectados a Internet, drones, impresoras 3D, cómputo vestible (wearable technology), ecosistemas de objetos conectados en el hogar y en la ciudad, y los dispositivos móviles son las tecnologías que brillarán en la International CES 2015, la feria de electrónica de consumo más grande del mundo organizada por la Asociación de Electrónica de Consumo (CEA, por su sigla en inglés) a celebrarse del 6 al 9 de enero en Las Vegas.

Los conceptos, si bien son similares a los del año, tendrán un diferenciador este 2015: probarán que la innovación avanza cada vez más rápido al salir de la idea y el prototipo para convertirse en una realidad comercial.

Los autos inteligentes son un ejemplo con la presencia de compañías como Daimler, Chevrolet, Audi o Volkswagen. Mientras en el 2014 se planteaba que los vehículos autónomos estaban lejos de ser una realidad, en la edición del 2015 se espera que la automotriz BMW presente un carro eléctrico capaz de estacionarse por sí mismo, sin la intervención de un conductor. De hecho, los automóviles inteligentes serán la gran estrella del CES pues el presidente y director ejecutivo de Ford Motor Company, Mark Fields, se encargará de dar la conferencia magistral que inaugurará el encuentro, junto con el presidente de la CEA, Gary Shapiro.

Con la evolución de la tecnología y la conformación de un mundo donde todas las cosas sean "inteligentes" -para el 2020 se espera que existan más de 50,000 millones de objetos conectados a Internet-, aunada al crecimiento exponencial en los datos que se transmiten en las redes con el desarrollo de contenido de video en formato de 8K, los nuevos modelos de negocio basados en plataformas digitales y la disrupción tecnológica en industrias como la automotriz, aeronáutica o manufactura, también se intensifica el reto para los creadores de políticas públicas.

El desafío está en desarrollar regulaciones que avancen a la par de la innovación, establezcan las condiciones de libre competencia en el mercado, preserven seguridad dentro y fuera de los ambientes electrónicos y garanticen el ejercicio de derechos humanos como la libertad de expresión y la privacidad en las plataformas digitales.

La edición del CES 2015 servirá de foro para que las agencias reguladoras de Comunicaciones y Comercio de Estados Unids (FCC y FTC, por sus siglas en inglés) discutan los retos en regulaciones y políticas públicas que enfrenta la industria de la tecnología.

"Durante cuatro días, todos los ojos estarán en la industria tecnológica, incluyendo los ojos de reguladores y creadores de políticas públicas. El nivel de involucramiento de la FCC y FTC no tiene precedentes y habla de la creciente presencia del CES, no sólo como un espacio de exhibición de lo último en innovación tecnológica, sino como un semillero para las discusiones en políticas que permitan establecer una agenda y tengan un impacto en la industria para los próximos años", dijo el presidente y director ejecutivo de la CEA, Gary Shapiro.

El CES ya tiene una tradición en marcar la posición de la industria tecnológica en regulaciones y políticas públicas, incluyendo la oposición a propuestas de ley antipiratería como la Ley SOPA (Stop Online Piracy Act), el llamado a la reforma migratoria en Estados Unido, el combate a los "trolls" de las patentes -empresas que patentan ideas pero no las explotan comercialmente lo que impide que otros puedan utilizarlas para la innovación- o la exigencia a las autoridades estadounidenses para la liberación de más espectro radioeléctrico para soportar la conectividad de dispositivos de comunicaciones y objetos.

Aunque temas como la neutralidad de la red tendrán mayor presencai en las mesas de discusión, con la participación de empresas de telecomunicaciones, contenidos, expertos y reguladores. Estas experiencias tienen alcance internacional pues forman parte de las discusiones para la conformación de regulaciones en países como México.

Dentro de la evolución regulatoria también se contempla un análisis sobre el estado de las regulaciones para vehículos aéreos no tripulados por parte de la agencia regulatoria de la Aviación civil en Estados Unidos (FAA, porsu sigla en inglés).

Ciberseguridad y privacidad, un "must"

El 2014 fue un año en que la industria tecnológica vivió el desafío de mantener la confianza de los usuarios luego de las continuas revelaciones de los programas de espionaje por parte del gobierno de Estados Unidos, y los continuos ciberataques que causaron pérididas millonarias y robo de información confidencial a grandes empresas, incluyendo Target, Home Depot o Sony Pictures.

Para este año, el CES contará con un área especializada en productos para ciberseguridad y privacidad, con miras a devolver la confianza de los consumidores que cada vez están más inmersos en la esfera digital, desde las operaciones de empresas y gobiernos, la identidad de los ciudadanos, los medios de pago y prácticamente toda la vida de los usuarios.

"Enre más adoptemos la conveniencia y las capacidades de nuestros dispositivos al estar siempre conectados, nuestra privacidad y seguridad cobran mayor importancia. Desarrollamos las áreas de Privacidad Personal y Ciberseguridad para resaltar las compañías y organizacones que están desarrollando soluciones avanzadas para detener el robo de identidad, fraude y otros cibercrímenes", afirmó la vicepresidente senior del CES y líder de Estrategia de Negoios Corportivos de la CEA, Karen Chupka.

Paralelo a esta exhibición, también se analizará el reto de la privacidad en el desarrollo del Internet de las cosas y los ecosistemas conectados a la red.

Más wearables, robots, gadgets, impresión 3D y startups

La International CES 2015 reunirá a más de 3,500 exhibidores y se espera una asistencia de más de 150,000 visitantes. Y entre las tecnologías que han ganado más terreno en la exhibición están los wearables, robots inteligentes, autónomos y humanoides, la impresión 3D y las tecnologías de videojuegos.

El espacio para el emprendimiento también va en aumento, con la presencia de 300 startups y un espacio de 35,000 pies cuadrados, un aumento de 59% respecto a los 22,000 pies cuadrados de la edición del 2014.

La feria de tecnología también será el escaparate tradicional para el lanzamiento de nuevos dispositivos móviles, incluyendo tabletas y smartphones de firmas como Alcatel, Asus, HTC, Lenovo, LG, Samsung, Toshiba y Sony aunque uno de los que más ha generado expectativa es el posible lanzamiento del smartphone Android de la firma de fotografía e imagen Kodak, quien busca revivir su negocio y tomar su lugar en la industria tecnológica que se ha volcado a los móviles y el cómputo vestible.

La International CES 2015 será así una ventana para atestiguar cómo la innovación y las políticas públicas buscan disminuir la brecha en una carrera que ya está enmarcada por un paradigma: la tecnología avanza mucho más rápido que las leyes y las regulaciones.

[email protected]

hbr