En México alrededor de 90% de los pagos sigue siendo en efectivo. Ello, sumado a que cada vez surgen opciones más fáciles, sobre todo desde el teléfono celular, hace pensar a Visa que en el país se acelerarán los pagos digitales en los próximos años.

Hoy algunos bancos ya permiten realizar pagos digitales desde billeteras electrónicas en el celular, además de otros wearables como relojes inteligentes. Esto aunque es incipiente en el país, Visa considerqa que habrá una aceleración. Aunado a ello, este año entre el gobierno y la banca se lanzará la plataforma de pagos electrónicos CoDi, con la que se buscará democratizar los pagos electrónicos desde el móvil.

“En México todavía 85% de los pagos sigue siendo en efectivo y en cheque. Hay una oportunidad enorme de acelerar los pagos digitales, y nosotros pensamos que vamos a ver una aceleración de los pagos digitales en el mercado mexicano”, señala Vanesa Meyer, vicepresidenta de Innovación y Diseño de Visa para América Latina y El Caribe.

En entrevista, refiere que un estudio reciente de Visa realizado a nivel global, arrojó que en México, 50% de los consumidores mostró interés en los pagos sin contacto. Aunado a ello, comenta que hoy la mitad de las terminales punto de venta (TPV) qué hay en el país, ya cuenta con la tecnología contactless.

Agrega que dicho estudio revela al mismo tiempo, que el consumidor mexicano está muy enfocado en el control y la seguridad, además de que sean convenientes al eliminarse pasos necesarios a la experiencia del usuario y facilitar su acceso.

“Entonces lo que estamos viendo en México es un movimiento a aplicar metodologías basadas y centradas en los usuarios. Hacia adelante lo que vemos es una aceleración en los pagos digitales, hay mucha oportunidad”, explica.

Vanesa Meyer detalla que parte importante de este impulso a los pagos digitales, vendrá del lado del teléfono celular, al poder convertirse en una billetera electrónica. No obstante, no descarta el uso de otros wearables como relojes inteligentes o incluso pulseras.

“Hace un par de años, en el 2016 a nivel global, los pagos electrónicos superaban ya el efectivo en el mundo; y lo que llevó a esto fue en gran medida la conectividad”, detalla.

Pero más allá de convertir los teléfonos en TPV, la vicepresidenta de Innovación de Visa señala que otros dispositivos que podrán conectarse al sistema de pagos son los asistentes virtuales y el resto de los wearables.

“En la medida en que todos estos dispositivos se conectan al Internet, los pagos digitales van a crecer exponencialmente, porque estos dispositivos conectados, tienen el potencial de convertiste en una forma de pagar o recibir pagos”, enfatiza.

De hecho, esta semana Visa abrió un espacio de innovación en la Ciudad de México, donde convive todo el ecosistema fintech que tiene que ver con medios de pago, y ahí se buscan soluciones para poner en el mercado. Es una de las 13 ciudades en que Visa tiene un espacio similar en todo el mundo, y se explica por el auge que está teniendo el sector en el país azteca.

Respecto a la plataforma de pagos digitales CoDi, que este año lanzarán el gobierno y los bancos en México, y que busca masificar los pagos electrónicos desde el celular, Vanesa Meyer se limita a decir que la oportunidad en México es enorme y que Visa promueve la competencia. “Creemos que la competencia va a llevar a la innovación y a que el consumidor se vea beneficiado”.