En mayo, dos meses después del cierre de la economía por la pandemia del Covid-19, la utilidad de la banca registró una caída de 30.9%, y registró un saldo de 48,000 millones de pesos, contra los 68,000 millones obtenidos en mayo del 2019.

De acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la aplicación de algunas medidas como las referentes al diferimiento de pagos de créditos como apoyo a la población, afecta la comparabilidad con periodos previos de los importes que se hubieran registrado y presentado tanto en el balance general, como en el estado de resultados por tipo de cartera.

El reporte del órgano regulador refiere que en el periodo en cuestión la banca en general registró menores ingresos por intereses, comisiones y otros; además de que creció de forma importante el rubro de estimaciones preventivas para riesgos crediticios.

Cartera siguió creciendo

Aún así, la cartera de crédito vigente de la banca creció en mayo 4.5% en su comparación anual, y el saldo llegó a los 5.6 billones de pesos. En su comparación con el mes previo (abril), ya se mostró una caída de 2.3%, en términos reales.

El crecimiento anual, según la CNBV, obedeció al repunte en la cartera comercial, que en mayo creció 6.6% contra mayo del 2019, para sumar 3.7 billones de pesos. La cartera de vivienda también mostró un alza en el periodo de 6.3% con un saldo de 910,000 millones.

En contraparte, el crédito al consumo mostró una caída anual en mayo de 4.3% y el saldo se ubicó en 991,000 millones de pesos contra 1.0 billones de mayo del 2019. Respecto al mes anterior, la caída fue de 1.5 por ciento.

Al interior de la cartera de consumo, la tarjeta de crédito registró una caída de 8.2%; los créditos personales de 7.7% y los de nómina prácticamente no tuvieron movimiento con una ligera alza de 0.2 por ciento. En tanto los destinados a la adquisición de bienes de consumo duradero crecieron 1.4% en el periodo.

El crecimiento en la cartera empresarial, han explicado directivos de bancos y autoridades, obedece a que en los meses previos algunas firmas hicieron uso de sus líneas de crédito que tenían vigentes con la banca, a efecto de contar con liquidez en los meses de contingencia.

Morosidad, con ligero repunte

En mayo, la morosidad de la banca se ubicó en 2.41%, ligeramente superior a 2.16% de mayo del 2019 y de 2.32% de abril pasado.

En la cartera comercial, el Índice de Morosidad (Imor) en mayo fue de 1.54%, y en consumo de 4.86%, siendo en los créditos personales la más elevada con 7.54%, seguida de tarjetas de crédito con 5.76 por ciento. En vivienda fue de 3.77 por ciento.

Captación creció a doble dígito

En lo referente a la captación, la CNBV informó que en mayo ésta creció 13% en su comparación anual, por lo que se alcanzó un saldo de 6.9 billones de pesos. Esto obedece, según han explicado algunos bancos, a que la gente está ahorrando para enfrentar los choques de la caída en la economía y el desempleo.

Evolución de la banca

  • 4.5% creció la cartera de crédito vigente.
  • 6.6% aumentó la cartera comercial.

Fuente: CNBV

[email protected]