Los trabajadores independientes que no están afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)o al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) deberían tener un esquema en el que pudieran ahorrar para su retiro de manera obligatoria, pues ello ayudaría a tener un mayor compromiso con el ahorro para el retiro, expuso David Kaplan, especialista sénior en mercados laborales y seguridad social del Banco Interamericano de Desarrollo.

“Creo que sería bueno combinar esfuerzos de ahorro voluntarios con una obligatoriedad de los trabajadores independientes (...) Muchos trabajadores tienen la intención de empezar a ahorrar el próximo mes, pero nunca lo hacen”, dijo en entrevista.

Explicó que hay dos canales de ahorro para el retiro para los trabajadores independientes en México: el primero es inscribirse a un paquete de seguridad social que le ofrece el IMSS y el segundo es abrir una cuenta de afore.

No obstante, indica que en ambas opciones, el ahorro pensionario sólo dependerá de las aportaciones voluntarias que haga a lo largo de su vida laboral, lo cual no será suficiente para tener una vejez digna.

“El ahorro voluntario es útil, pero sólo es un complemento, ya que no puede ser la piedra angular del sistema de pensiones para los trabajadores independientes”.

A su parecer, se pueden establecer esquemas como el ahorro domiciliario, es decir, que cada mes se le descuente de su salario al trabajador independiente un porcentaje para que mantenga un ahorro constante, o bien, proponerse que en cada aumento que tenga en su salario, incrementar su ahorro para el retiro.

“El ahorro voluntario debe complementarse con un ahorro obligatorio como lo hacen los demás trabajadores que están en la formalidad laboral”, insistió.

Pocas cuentas independientes

De acuerdo con información de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), al cierre del primer cuatrimestre de este año, las 11 afores registraban 294,363 cuentas de trabajadores independientes, lo cual apenas representó 0.48% del total de cuentas que administran.

En el primer cuatrimestre del 2013, el primer año de la actual administración, se registraban 242,495 cuentas de trabajadores independientes, es decir, sólo han crecido 21% si se compara con los primeros cuatro meses del 2018.

Existen afores que tienen menos de 100 cuentas de trabajadores independientes; Azteca sólo tiene una cuenta registrada, mientras que PensionISSSTE tiene 91 cuentas de trabajadores independientes, lo cual no representa ni 1% de su cartera de clientes.

La afore que más cuentas de independientes registra es Coppel con 254,474; esto significó un alza de 8% respecto del 2013; además, las cuentas de independientes apenas representan 2.5% de su cartera.

En cuanto a XXI Banorte, que registra más de 16.8 millones de cuentas, sólo 0.02% son de trabajadores independientes, con un total de 4,007.