Mientras que en México se lavan al año entre 10,000 y 50,000 millones de dólares, el presupuesto para el combate al lavado de dinero y financiamiento al terrorismo es limitado.

Durante el 2013, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la nueva Unidad Especializada en Análisis Financiero (UEAF) de la Procuraduría General de la República (PGR) creada a partir de la nueva ley antilavado contaron con un presupuesto de 178.1 millones de pesos. Lo anterior se compara desfavorablemente frente a los recursos destinados a las Unidades de Comunicación Social de cada dependencia, que gastaron el año anterior en conjunto 585.9 millones de pesos.

Si bien dentro de la estructura de la SHCP y la PGR, tanto la UIF como la UEAF tienen un peso mayor que el resto de las demás áreas, su presupuesto es el más bajo. Para el 2013, a la UIF se le aprobó un presupuesto para enero- diciembre de 194.4 millones de pesos, pero solamente se le autorizaron 160.3 millones de pesos, es decir, que hubo una diferencia de 34.1 millones de pesos menos que los contemplados originalmente. Lo anterior considerando que en julio del 2013 entró en vigor la nueva Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, que tiene por objetivo regular las transacciones en efectivo en las actividades consideradas vulnerables. En tanto que en la PGR, a la UEAF se le aprobaron el año pasado 45 millones de pesos, de los cuales sólo se autorizaron 3.2 millones de pesos.

Sin embargo, los recursos presupuestarios también se ejercieron a mitad del año, por medio de la Coordinación General de Información y Análisis Financiero, que fue creada por la presente administración al contar con 14.6 millones de pesos adicionales.

En Hacienda, la Unidad de Comunicación Social y Vocería tuvo un presupuesto en el 2013 de 512.8 millones de pesos, que fue mayor en 262.8 millones de pesos al autorizado inicialmente. En la PGR, esta misma función costó 73.1 millones de pesos, lo que representó una disminución de 76.5 millones de pesos frente a los 149.6 millones de pesos que se autorizaron para todo el año.

Para el 2014, la Coordinación General de Información y Análisis Financiero gastará 42.9 millones de pesos. Es decir, que tendrá el presupuesto más bajo en relación con otras áreas, como la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita y de Falsificación o Alteración de Moneda, que tendrá 63.9 millones de pesos.