La penetración del crédito en México está muy por debajo de la región. Mientras en Colombia y Brasil los financiamientos a entidades privadas se ubican por arriba de 30% del PIB y en Chile incluso llega a 70%; en el país es de 15 por ciento. En el sector popular la situación se agudiza: según el reporte de inclusión financiera del 2012, existen sólo 1.8 sucursales bancarias por cada 10,000 adultos. Por ello, las sofipos deben jugar un papel más relevante, consideraron directivos de ?ALTA Servicios Financieros.

ALTA es una sofipo resultado de la fusión de una empresa que daba préstamos, con la adquisición, a finales del 2012, de la financiera popular Finsol. Desde esa fecha, opera como ALTA Servicios Financieros, aunque su historia en el otorgamiento de microcréditos data del 2007.

La población con necesidad de servicios bancarios es importante, 60% (no está bancarizada). El mercado es grande , precisó Luis López, directivo de la sofipo.

Salvador Abascal, también directivo de ALTA, coincidió en que en la actualidad hay muchas localidades de México donde no hay ningún banco.

Pero aunque lo hubiera, hay gente de nuestro mercado que no está interesada en estar en un banco. Esta figura (la sofipo) permite llevar este tipo de servicios de manera accesible .

Los directivos agregaron que hay dinero, pero que a veces sólo hace falta hacerlo llegar a la gente. Las sofipos pueden jugar un rol fundamental no sólo en la economía del país, sino en permitir que haya un despegue en esa parte de la población que hasta hoy le ha costado incorporarse a la economía formal por los canales formales tanto de crédito como de ahorro , expuso el especialista Jorge Suárez.

La apuesta de ALTA Servicios Financieros es generar canales directos entre la inversión y la entrega del microcrédito. En este sentido, la proyección para este 2013, ya como sofipo, es captar 200 millones de pesos en inversión y ahorro de clientes, y colocar la misma cantidad entre personas con actividades productivas.

En seis años, ha atendido a 150,000 clientes y hoy tiene una cartera de 120 millones de pesos. La perspectiva es llegar a los 200 millones de cartera en el 2013 y a 400 millones en el 2015.

Ofrece principalmente créditos individuales de entre 1,000 y un máximo de 15,000 pesos a seis meses, con una tasa de interés mensual promedio de 8 por ciento.

En cuanto a la inversión, ALTA lanzó un producto denominado Pagaré Doce Doce, es decir, con plazo a 12 meses y tasa anual de hasta 12% para inversiones superiores a los 500,000 pesos.

Al respecto, Luis López descarta que con tal rendimiento en este instrumento haya riesgos, ya que al ser una sofipo están supervisados y avalados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Aun así, la Condusef ha recomendado analizar bien antes de invertir en aquellos productos que ofrecen rendimientos superiores a 10 por ciento.

[email protected]