El magnate Carlos Slim aprovechó la ceremonia del 50 aniversario de Grupo Financiero Inbursa y la presencia del gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, para sugerir que el organismo central ya no sólo cuide la inflación, sino también el crecimiento, como lo hace la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).

A esto, Carstens respondió que el Banxico está bien como está, con un único objetivo, que es cuidar la inflación, toda vez que se mantiene bajo control, el crecimiento y la generación de empleos vienen solos, como lo marca la experiencia.

Aquí en México la principal función del Banxico, y creo que lo hace muy bien, es cuidar la inflación a través de su política monetaria, pero la Fed tiene el objetivo de cuidar la inflación y cuidar el empleo , refirió el presidente vitalicio de Grupo Carso.

Añadió: Entonces sería muy importante que en México el Banxico tuviera una función adicional .

Carstens aprovechó su discurso para aclarar que hoy el organismo a su cargo sólo tiene un objetivo. Una inflación baja no está peleada con crear más empleos. Estoy convencido que su mandato único lo hace muy bien , afirmó.

La liquidez financiera no se aprovechó

Slim también destacó que históricamente se han desaprovechado los altos ingresos petroleros, y de igual forma destacó que tampoco se ha aprovechado la gran cantidad de recursos financieros que hay en los mercados internacionales con tasas negativas, y que hacen viable cualquier proyecto de ser financiado vía crédito o capital .

De igual forma, el hombre más rico de México indicó que hoy día las afores ofrecen rendimientos muy pequeñas como para asegurar la jubilación de los mexicanos, por lo que consideró que sería interesante que estos fondos se invirtieran en infraestructura u otro tipo de activos.

Fernando Aportela, subsecretario de Hacienda, también estuvo en la ceremonia por el 50 aniversario de Inbursa, y destacó que hoy día el sistema financiero mexicano está consolidado como uno de los principales motores de la economía.

Mencionó que del 2012 a la fecha, el financiamiento como proporción del PIB pasó de 25.7 a 31.2 por ciento.

El sistema se ha fortalecido por la reforma financiera y el trabajo de las instituciones , refirió.

Como ejemplo, dijo que el crédito otorgado por la banca ha crecido 10% en el año.

[email protected]conomista.mx