El sector asegurador ha tardado más de lo previsto en avanzar su digitalización a nivel mundial, indicó Richard Schneider, head P&C Business Management Latin America de Swiss Re.

“Realmente pensamos que iba a ser más rápido, pero estamos viendo que al sector le está tomando tiempo transformarse”, reconoció ante medios.

Explicó que este atraso se debe a que muchas de las empresas aseguradoras tradicionales aún tienen un solo canal de distribución, el del agente de seguros.

Por ello, precisó que es importante añadir lo tecnológico cuidando a la fuerza de venta tradicional.

“Lo que tienen que hacer es montar una estrategia digital para poder vender los productos (...) montar esa estructura toma bastante tiempo”, aseveró.

Añadió que hace 10 años esperaban que, en la actualidad, la digitalización en el sector ya estuviera más avanzada; sin embargo, aclaró que aún falta bastante tiempo.

Respecto al caso mexicano, mencionó que el país se encuentra aún más atrasado en comparación con otros países.

En este sentido, indicó que los jugadores nuevos —como las insurtech o incluso las big tech— tienen la gran oportunidad de llenar este vacío y ofrecer a los clientes seguros más personalizados.

No obstante, en el caso de las insurtech, el reto es tener los recursos y capacidad para lograr llegar a las personas.

Estancamiento no pegó

Richard Schneider indicó que el estancamiento económico del año pasado en México no afectó de manera importante al sector asegurador y reasegurador, el cual sigue creciendo por encima del Producto Interno Bruto (PIB).

“Fue un año bastante positivo. El sector asegurador tuvo un crecimiento promedio, no fue un año muy bueno, pero para nada desastroso”, indicó sin dar cifras al respecto.

De acuerdo con los datos de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), al tercer trimestre del año pasado, el sector asegurador registró un crecimiento de 8.7% anual.

El crecimiento del sector supera al de la economía mexicana, la cual, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, tuvo una contracción de 0.2% anual en el mismo periodo.

Menos catástrofes, en el 2019

Schneider indicó que el año pasado fue un año más tranquilo respecto a los daños causados por catástrofes naturales en el mundo, sin dar una cifra preliminar.

“Fue un año más leve. Tuvimos menos catástrofes a nivel mundial. Lo peor fueron los huracanes que sucedieron en Japón”.

Sin embargo, un reporte reciente de la reaseguradora Munich Re indicó que, el año pasado, los eventos causados por la naturaleza dejaron pérdidas en el mundo por 150,000 millones de dólares, de las cuales 52,000 millones estaban aseguradas, es decir, las compañías de seguros cubrieron sólo 34.2% del total.

En el 2018, las catástrofes naturales ocasionaron pérdidas por 186,000 millones de pesos, de las cuales 86,000 millones de pesos, estaban aseguradas, es decir, 46.2 por ciento.

Los datos del sector al tercer trimestre

  • Existen 103 instituciones de seguros
  • El sector presentó crecimiento de 8.7%
  • El seguro de vida creció 9.1%
  • El rubro de pensiones creció 6.0%
  • Accidentes y enfermedades creció 3.5%
  • Daños creció 10.7%

Fuente: CNSF

[email protected]