Cada vez son más las personas que realizan compras por Internet. Por ello, en los últimos años, el uso de tarjetas bancarias en transacciones de comercio electrónico ha crecido de forma importante en México.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) en el segundo trimestre (abril-junio) del 2019 se realizaron 106 millones de operaciones con tarjeta en comercio electrónico, 57% más que en el mismo periodo del 2018, por un monto de 60,000 millones de pesos, 29% más que el año previo.

Pero las realizadas con tarjetas de débito (que están asociadas a una cuenta de depósito) crecieron en el periodo 72%, para alcanzar 69 millones de operaciones, cuando en el segundo trimestre del 2018 fueron 40 millones. El monto alcanzado por transacciones electrónicas con este tipo de plástico fue de 23,000 millones de pesos, 47% más.

Aunque las operaciones en comercio electrónico con tarjetas de crédito crecieron en el periodo 34% (37 millones contra 27 millones), el monto aquí fue mayor, al alcanzar 36,700 millones de pesos.

“Aun cuando las operaciones con tarjeta de crédito son menores en número, cuando se trata del valor de estas, 61% del importe total de las operaciones en compras por Internet corresponde a este producto, y 39% a tarjeta de débito”, precisa la Condusef.

Agrega: “El monto promedio de una compra autorizada en comercio electrónico con tarjeta de crédito es de 988 pesos, prácticamente tres veces el importe de una operación en tarjeta de débito (332 pesos), situación que se explica porque las personas todavía optan más por el crédito que gastar su dinero disponible”.

Lideran BBVA y Citibanamex

En las compras por Internet con tarjeta, detalla la Condusef, dominan BBVA México, con 39% de las transacciones con crédito y 48% con débito; seguido de Citibanamex, con 36 y 24%, respectivamente.

A estos bancos les siguieron Banorte, con 7% de las compras con tarjeta de crédito y 9% de débito; Santander, con 8 y 9%; y HSBC con 4 y 4%, respectivamente.

Pero no todas las transacciones que se inician con tarjeta en comercio electrónico son autorizadas por parte de los emisores. De hecho, aunque en el periodo en cuestión se autorizaron 106 millones de operaciones, otras 74 millones se rechazaron, según la Condusef.

Algunas de las causas por las que no se autorizan ciertas compras por Internet son: información errónea de la tarjeta o que ya expiró; fondos insuficientes o bien por medidas de seguridad al tratarse de movimientos que la entidad emisora considera como irregulares.

Crecen las quejas por fraude

Sumado a que cada vez son más las operaciones en comercio electrónico con pagos con tarjeta, crece también el número de quejas por fraude cibernético.

Aunque ante la Condusef, en el primer semestre del año, sólo se registraron 773 reclamaciones, de manera directa en los bancos se presentaron más de 2.6 millones de reclamaciones en materia de comercio por Internet, siendo Citibanamex, Banorte, Santander y HSBC ante los que se presentaron más quejas, sumando poco más de 2 millones entre los cuatro.

No obstante, en estos casos hubo 90% de resolución favorable al usuario, y un tiempo promedio de respuesta de 10 días.

De acuerdo con la Condusef, en el primer semestre del 2019 las quejas por fraudes cibernéticos (dentro de los que encajan operaciones de compra en Internet) crecieron 35% respecto al mismo periodo del 2018, para alcanzar 2.8 millones, cuando en el 2015 eran apenas 304,256.

De ese total de quejas por fraudes cibernéticos, 2.7 millones tuvieron que ver con comercio por Internet.

[email protected]