En junta extraordinaria, los accionistas del banco español Santander aprobaron la ampliación de capital, a través de acciones, para hacerse con el 100% de la filial mexicana, de la cual ya hoy cuenta con casi el 75 por ciento.

El consejo de administración del banco recibió la autorización para emitir nuevas acciones, por un importe máximo de 2,560 millones de euros, destinadas a la adquisición de acciones de Santander México que no sean propiedad del grupo, mediante una oferta de canje.

Según los términos de la operación, que está sujeta a autorización por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores en México y la Securities and Exchange Commission (SEC) de Estados Unidos, los accionistas de la filial mexicana que decidan acudir a la oferta recibirán 0.337 acciones nuevas de Banco Santander por cada acción de Santander México

Ana Botín, presidente global de Santander destacó que esta operación es financieramente atractiva tanto para los accionistas de Santander México, como para los de Banco Santander.

“Para los primeros lo es no sólo por la prima, sino porque la contraprestación es en acciones del Grupo, lo que permitirá seguir beneficiándose de la inversión en México además de participar de la fortaleza y diversificación de Banco Santander. Para los accionistas de Santander esta operación también es muy buena porque acelera el crecimiento de nuestra inversión en Latinoamérica y nuestra capacidad de crecimiento futuro”, dijo Botín.

Se espera que el periodo de aceptación de la oferta comience en agosto y concluya en septiembre, momento a partir del cual se emitirán las nuevas acciones de Banco Santander a entregar a los accionistas de Santander México que hayan aceptado la oferta, que no está condicionada a un nivel de aceptación mínimo.

Fue en abril pasado que se anunció que Santander ampliaría su capital para hacerse de la totalidad del Santander México, ello, ante la confianza del grupo español en este mercado.

erp