Las sociedades financieras de objeto múltiple no reguladas (sofomes ENR) son ya los intermediarios más sancionados por la Condusef, con 50% del total de los castigos que aplica la dependencia.

De enero a septiembre del 2015, la Condusef impuso 3,522 sanciones a diversos intermediarios financieros, tanto bancarios como no bancarios. De éstas, 1,764 fueron para sofomes ENR, lo que representó un crecimiento de 95% respecto del mismo periodo del 2014, cuando sólo registraron 906 castigos. El monto fue por 52.4 millones de pesos, 99% más.

En los últimos años, se llevó a cabo un proceso de reordenamiento de las sofomes, debido a que muchas ya no operaban o incluso, nunca operaron. Para ello, las sociedades tuvieron que renovar su registro ante la Condusef, aunque algunas ya no lo hicieron.

Mario di Costanzo, presidente de la Condusef, explicó que los principales motivos de sanción para las sofomes ENR en el periodo tuvieron que ver precisamente con los requisitos solicitados en este proceso de reordenamiento y que no fueron cubiertos; mientras que para los intermediarios en general, fueron incumplimientos en procesos de atención a los usuarios quejosos, fallas en los diferentes registros que establece la comisión, productos no solicitados y cláusulas abusivas, por mencionar sólo algunos.

Los bancos fueron los segundos intermediarios más sancionados, con 35% del total en el periodo, que representa 1,241 castigos y un monto de 33.3 millones de pesos, 14 y 47% más que en el 2014, respectivamente.

El resto de las sanciones que la Condusef impuso entre enero y septiembre del 2015 se distribuyó de la siguiente manera: 7% para aseguradoras; 3%, sofomes reguladas; 1%, afores; 1%, sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps), y 1%, otros intermediarios.

En reclamaciones, ahora ?se considera la atención

Hasta el año pasado, la Condusef sólo daba a conocer el número de reclamaciones por institución y en este rubro siempre salían mal parados los bancos más grandes. Ante la inconformidad de éstos con el argumento de que, por lógica, al ser los de mayor tamaño, tenían el mayor número de quejas, a partir de este año la comisión evalúa este tema a través del Índice de Desempeño de Atención a Usuarios (IDAU).

Con base en esto, el banco que siguió con un mayor número de reclamaciones fue Banamex, con 1.1 millones, y su IDAU fue reprobatorio, con 3.34. En contraparte, BBVA Bancomer (el más grande del sistema) registró poco más de 1 millón de reclamaciones, pero su IDAU fue de 7.11 puntos.

Para American Express, que aunque es un banco pequeño y recibió sólo 51,969 reclamaciones, entre enero y septiembre del 2015, su IDAU fue de 4.17, uno de los más bajos, sólo por debajo de Banamex, según la Condusef. Ahora se mide no por el número de quejas, sino por cómo las atienden , puntualizó Di Costanzo. En general, el sector bancario mostró un buen nivel de IDAU, con 8.02 puntos.

De acuerdo con el funcionario, el monto total reclamado en el periodo derivado de quejas a bancos fue de 10,934 millones de pesos, de los cuales se había logrado recuperar en favor de los usuarios 50%, es decir, 5,637 millones. BBVA Bancomer, Banamex, Santander, Banorte, HSBC, Scotiabank e Inbursa concentraron 95% del total del monto reclamado.

Las sofomes ENR, por su parte, registraron en el periodo 7,009 reclamaciones y un IDAU promedio de 5.95 puntos.