Aunque en los meses de mayor contingencia Regional, cuyo principal activo es Banregio, no cerró la llave del crédito a sus clientes, sí enfocó más sus esfuerzos en los programas de diferimiento de pagos. No obstante, Enrique Navarro, director de finanzas, afirmó que hoy el banco está listo para apoyar de nuevo a las empresas y prestar más.

“A diferencia de otros bancos que todavía están cautelosos, ya estamos empezando a autorizar nuevos créditos, mayormente para pequeñas empresas y en alianza con Nafin y Bancomext, en programas por estado, región o por giro, y a nuestros propios clientes de cualquier tamaño y de cualquier segmento que estén requiriendo algo de apoyo de liquidez para reactivar sus actividades”, precisó el directivo.

En entrevista, detalló que si bien los tres meses pasados fueron intensivos en los programas de apoyo para el diferimiento de los pagos, desde julio ya son más intensos y ahora se enfocan en tratar de reactivar la economía.

De hecho, destacó que hoy Regional y Banregio cuentan con un “colchón” de 16,000 millones de pesos que se pueden prestar en caso de ser solicitados.

“Lo que sí, es que estamos dando preferencia a los que ya son clientes. Sí estamos recibiendo solicitudes de no clientes, de prospectos como les llamamos, pero le estamos dando preferencia a nuestros clientes. La capacidad que tenemos para seguir prestando, preferimos ayudar a nuestros clientes actuales”, enfatizó.

No ven focos rojos

El directivo de Regional reconoció que en el segundo trimestre se registraron menores ingresos como consecuencia de una menor transaccionalidad y bajas tasas de interés, pero resaltó que, pese a ello, el banco registró utilidades.

Además, dijo, gozan con un buen Índice Capitalización (ICAP) y liquidez. Por ello, expuso, no ven ningún foco rojo que pudiera afectar los fundamentales de la holding y por lo tanto de Banregio.

“No vemos ningún foco rojo, y es por el tipo de cartera y por el tipo de administración que hemos llevado a lo largo de los años, sobre todo el tipo de clientes que tenemos; son clientes muy buenos y garantías también muy buenas. El 92% de nuestra cartera tiene algún tipo de garantía, pero en general los clientes han estado pagando sus créditos y si bien es un número grande el que se adhirió a los programas de diferimiento, entre septiembre y octubre tendrán que retomar el pago de sus créditos”.

Se acercarán a sus clientes

Enrique Navarro mencionó que 27% de sus clientes empresariales se sumaron al programa de diferimiento de pagos, lo mismo que 17% de la cartera de consumo, aunque enfatizó que muchos han seguido con el pago de sus financiamiento de forma puntual.

No obstante, aseguró que Banregio estará cerca de todos sus clientes y analizarán los casos uno por uno para atender sus necesidades y apoyarlos.

“Iríamos por esta línea de acercarnos a todos nuestros clientes, prácticamente uno por uno, y entender sus necesidades, (para saber) quién requiera más tiempo para hacer una reestructura a más plazo, y quien ya esté en posibilidad pagar”, argumentó.

Agregó: “la mayor cantidad de empresas ha tratado de seguir adelante y estamos dispuestos a seguir apoyándolas. Si es necesario prestarles más, prestamos más; si es necesario reestructurar la deuda actual, haremos lo conducente”.

Este año harán reservas por $1,000 millones.

Navarro explicó que en el primer semestre del año el banco decidió no hacer reservas adicionales y éstas sumaron 332 millones de pesos.

Sin embargo, para el segundo semestre las incrementarán de forma importante, por lo que la idea es que alcancen los 1,000 millones de pesos en todo el año. Esto representaría 30% más que en otros años.

[email protected]