La iniciativa de reforma a la Ley de Pensiones, que envió el presidente Andrés Manuel López Obrador al Congreso tendría un impacto en las finanzas públicas en el largo y mediano plazos, vaticinó el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

“La reforma tendría un costo fiscal más alto en mediano y largo plazos, se prevé un aumento en el presupuesto del programa Pensión Mínima Garantizada (PMG)... En el 2021 se destinarán 5,000 millones de pesos a este programa, lo que equivale a 4.2% del gasto total en pensiones, de 1.2 billones”, menciona el CIEP.

El documento ”Reforma al sistema de pensiones: impacto presupuestario”, explica que al aumentar la cobertura por la disminución de semanas cotizadas, incrementará el número de personas que demandarán recursos cuando los ahorros en su cuenta individual se agoten.

Uno de los principales puntos de la reforma es el incremento de las cuotas para la seguridad social. Actualmente, la cuota que pagan trabajadores, empleadores y gobierno, corresponde a 6.5% del Salario Base de Cotización (SBC) de los trabajadores, mientras que con la reforma aumentaría a 15% del SBC en un periodo de ocho años.

“Una cuota de 15% generaría un crecimiento de 74.6%, equivalente a 438,554 pesos adicionales en el monto promedio de recursos en las afores, considerando 1,250 semanas de cotización”, estima el CIEP.

En la iniciativa presentada en septiembre se busca una reducción paulatina en las semanas de cotización de 1,250 a 1,000 en el 2031.

Bajar comisiones de afores, imposibilitaría operación

Sobre la propuesta de fijar un máximo en las comisiones de las afores, el CIEP dejó en claro que se restringiría la capacidad operativa de las administradoras de fondos.

De la misma manera, el CIEP prevé que las bajas comisiones imposibilitarán la entrada de nuevos participantes y, además, las administradoras ya existentes se beneficiarían de las “barreras de entrada por los costos hundidos”.

Este punto de la iniciativa de reforma ha sido controversial porque se propone bajar hasta 0.54%, desde el actual 0.92% la comisión promedio que cobran las afores sobre el saldo del ahorrador.

La cifra de 0.54% es el promedio derivado del cálculo aritmético de tres países: Chile, Colombia y Estados Unidos.

“Esta medida puede resultar en una mayor concentración del mercado, afectando la provisión de servicios para los ahorradores, así como su bienestar” proyecta el CIEP.

Por su parte, la Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones (FIAP), mencionó hace unos días que introducir en la legislación mexicana una regulación de este tipo es un error con daños irreparables hacia el sistema de pensiones y a sus participantes.

De igual manera mencionó que establecer un tope tan bajo a las comisiones que pueden cobrar las afores obligará a éstas a disminuir “rápida y fuertemente” sus costos. Además, traería consigo la reducción en la calidad de sus servicios junto con una concentración en el mercado ya sea por fusión o quiebra de algunas instituciones.

valores@eleconomista.mx