El Banco de México (Banxico) publicó este martes las reglas aplicables a la provisión de recursos a las instituciones de crédito, para que éstas a su vez canalicen financiamiento a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), así como a personas físicas.

Lo anterior, como parte de las medidas de apoyo que anunció el banco central hace unas semanas, que tienen como fin dar liquidez para afrontar los efectos económicos que ha dejado la pandemia del Covid-19.

En la circular publicada en el Diario Oficial de la Federación, el Banxico detalla que las instituciones podrán obtener los recursos con el fin de utilizarlos para otorgar financiamiento a las mipymes, así como a personas físicas, directa o indirectamente, a través de otras entidades financieras no bancarias, esto, mediante el Depósito de Regulación Monetaria constituido en el organismo central, o por reportes sobre títulos elegibles.

Precisa que las entidades interesadas deberán presentar las solicitudes respectivas, con base en las convocatorias que se den conocer.

“En dichas solicitudes, las instituciones deberán especificar la proporción de los créditos que, con los recursos que obtengan del Banco de México, pretendan otorgar a las mipymes y la proporción que pretendan otorgar a personas físicas”, señala.

El Banxico detalla que una vez recibidas, analizará las solicitudes e informará a las instituciones la asignación de los recursos; y aclara que sólo podrán obtenerlos aquellas que cumplan con los requisitos establecidos para cada tipo de operación prevista.

Especial atención a empresas de menor tamaño

En la circular, el organismo central puntualiza que las empresas deberán destinar los recursos obtenidos a través de retiros de Depósitos de Regulación Monetaria o de los reportes al otorgamiento directo o indirecto, únicamente a nuevos créditos o ampliación de los ya existentes a las mipymes, con una especial atención a las empresas de menor tamaño, así como de créditos de nómina o personales para personas físicas.

“Asimismo, las instituciones podrán celebrar reestructuras o refinanciamientos de esos mismos tipos de créditos previamente otorgados, por medio de las cuales los deudores respectivos puedan disponer de recursos adicionales”, enfatiza.

Destaca que las entidades financieras otorgarán los créditos y llevarán a cabo las estructuras y refinanciamientos, bajo su propia cuenta y riesgo.

En el caso de los créditos financiados con recursos provenientes de los Depósitos de Regulación Monetaria, refiere que deberán ser otorgados a plazos no menores a seis meses, y que tratándose de créditos a mipymes y personas físicas, el monto de principal de éstos, así como el monto adicional, no deberá superar los 50 millones de pesos para cada mipyme y los 192,500 pesos por cada persona física.

El Banxico apunta que en caso de que las instituciones que obtengan recursos, no los destinen al otorgamiento de créditos, quedarán obligadas a reintegrarlos, así como los remanentes.

Agrega que deberán informar al Banxico el destino que hayan dado a los recursos, y presentar reportes con una periodicidad semanal y con los detalles, además de que deberán escribir la forma en que hayan dado atención a las empresas de menor tamaño.

Finalmente expuso que los créditos a mipymes y personas físicas que otorguen las entidades con este programa, serán otorgados con base en las decisiones de los propios bancos, por lo que el banco central quedará excluido de toda responsabilidad.

¿En qué constan los créditos?

Los créditos son financiados con recursos provenientes de Depósitos de Regulación Monetaria, se otorgarán a plazos no menores a seis meses; y en créditos a mipymes y personas físicas, el monto principal y adicional no deberá superar los 50 millones por empresa, y 192,500 por persona física.

[email protected]