UniCredit, primer banco italiano, registró en 2011 una enorme pérdida de 9,206 millones de euros, tras haber obtenido en 2010 un beneficio de 1,323 millones, anunció la entidad el martes en un comunicado.

El resultado era esperado tras la pérdida de algo más de 10,600 millones de euros registrada en el tercer trimestre de 2011, debido a depreciaciones de "naturaleza extraordinaria".

UniCredit sorprendió en cambio positivamente a los mercados al anunciar un beneficio neto de 114 millones de euros en el cuarto trimestres de 2011, en retroceso de 64.5% en cifras interanuales, pero que supera ampliamente las expectativas de los analistas, que apostaban por un beneficio de solamente 70 millones, según un consenso establecido por Dow Jones Newswires.

UniCredit es uno de los bancos más penalizados para el plan de recapitalización por su exposición a la deuda soberana italiana.

A mediados de noviembre pasado, UniCredit anunció un nuevo plan estratégico para 2010-2015 con una recapitalización por un monto de 7,500 millones de euros.

Ese plan incluye la eliminación de 5,200 empleos en Italia antes del 2015 sobre un total de 62,000 empleados en este país y 160,000 en todo el mundo.

RDS