Ante la intención de la autoridad hacendaria de elaborar la propuesta de una nueva reforma fiscal en el país, el gremio de las plataformas de fondeo colectivo, o crowdfunding, pide tener certeza en la materia, pues la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, o Ley Fintech, promulgada en marzo del 2018 no abordó ningún aspecto en materia tributaria.

En entrevista, Miguel Ángel Mejía Ríos, director de la Asociación de Plataformas de Fondeo Colectivo (Afico), indicó que, desde hace algunos años, este gremio ha buscado definir con la autoridad hacendaria el tema fiscal y pese a que se preveía la publicación de una miscelánea, hasta la fecha no se han definido las reglas al respecto.

“Lo que buscamos con esta propuesta fiscal es facilitar la vida a todos: inversionistas, solicitantes de crédito, a la autoridad y facilitarnos la vida a nosotros como plataformas... Un esquema fiscal ideal podría ser como sucede en otros países, como en Reino Unido, donde se ha generado que la industria se desarrolle de manera interesante, pues el tema fiscal ha sido un cohete que ha ayudado a que las plataformas de financiamiento colectivo se desarrollen”, acotó Mejía Ríos.

La Ley Fintech, promulgada en el 2018, contempla la operación de dos figuras: las instituciones de fondos de pago electrónico y las de financiamiento colectivo; sin embargo, el tema fiscal no se contempló dentro de la normativa.

En este contexto, la Afico ha buscado, desde el 2019, trabajar con la autoridad fiscal para crear una miscelánea al respecto, que defina especialmente tres temas: transparencia, emisión de comprobantes fiscales digitales y la retención de impuestos de ganancias que se generan por medio de estos vehículos.

De acuerdo con Mejía Ríos, en materia de transparencia, se debe definir dentro del marco fiscal mexicano la actividad de fondeo colectivo. “Nosotros recibimos dinero de terceros por mandato de ellos mismos y se lo enviamos a los solicitantes de créditos. No son ingresos acumulables para nosotros de ninguna manera”.

En materia de emisión de comprobantes fiscales digitales, Mejía Ríos acotó que se debe permitir a estas plataformas emitir dichos documentos, los cuales son necesarios para las deducciones de sus usuarios.

Asimismo, se busca que se permita a estas entidades retener y enterar a la autoridad respecto a los impuestos generados por las inversiones realizadas en estos vehículos.

“Hay plataformas que retienen (los impuestos) y otras que no, depende mucho del modelo de crowdfunding que se utilice, de la figura fiscal que tenga el solicitante y el inversionista; entonces, nosotros lo que queremos es dejar una sola línea de acción avalada por la autoridad tributaria y que todo esté perfectamente claro”, acotó Mejía Ríos.

Impacto

El directivo de la Afico, que representa a 24 plataformas de fondeo colectivo de las cuales 20 tienen que operar bajo la Ley Fintech, acotó que, si bien en la actualidad no existe un marco fiscal claro sobre estas entidades, su operación no se ve afectada por dicha situación; sin embargo, con las reglas definidas, se tendría una proyección importante para los involucrados en el tema.

“Las reglas fiscales nos van a dar una proyección muy importante, certeza a todos nuestros usuarios, solicitantes, fondeadores y emprendedores que quieran entrar a este ecosistema”, acotó Mejía Ríos.

Para el directivo, el tema fiscal puede tratarse fuera de la próxima reforma en la materia; sin embargo, es importante no dejar alguna ventana abierta para los delincuentes que busquen malversar con este modelo.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx