El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, aseguró que la fusión entre Caixabank y Bankia si sale adelante es "una operación que tiene elementos muy positivos".

Así lo dijo el presidente durante una entrevista con TVE, en la que destacó que de salir adelante esta fusión, el resultado sería "el primer banco de España y el décimo europeo". "Desde la perspectiva del tamaño, el sector financiero español tiene que dar un paso adelante", subrayó.

Sánchez explicó que el sector tendrá que abordar un proceso de reestructuración para convertirse en un sector "aún más saneado" y precisó que es el FROB y "no el Gobierno" el que tendrá que dictaminar si sale adelante o no la fusión.

Recordó que el Estado español tiene que ver las condiciones de esta fusión, pero considera que es positiva porque puede ayudar al propio interés general, a la estabilidad del sector financiero y a maximizar la participación pública.

Igualmente, destacó la "cohesión territorial" que conllevaría porque implicaría un banco con presencia muy importante en Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana y Baleares. Sánchez consideró que tanto "desde el punto de vista financiero como el territorial", esta operación tiene "buenos mimbres" y que será "positiva para la economía española".

Tras recordar que la operación ya está siendo muy bien vista por los mercados como lo demuestra el hecho de que el valor de Bankia ha aumentado el 33% desde que se conoce la noticia, Sánchez defendió la confidencialidad que se ha mantenido sobre esta cuestión.

Al ser preguntado por el malestar en su socio de Gobierno, Unidas Podemos, porque desconocía la posible fusión, Sánchez señaló que se ha dado a conocer cuando las dos entidades, ambas cotizadas, han decidido iniciar el proceso de negociación.

Lógicamente quienes la sabían son los responsables de economía del Gobierno; tenemos que garantizar esa confidencialidad y ser muy conscientes de que el proceso no ha terminado", concluyó el presidente español.

Preguntado sobre si el Estado español recuperará los 22,000 millones destinado a Bankia en el marco del rescate bancario del año 2012, Sánchez reconoció que se está "lejos" de ello y aludió a la "herencia" recibida como consecuencia de dicho rescate, que sigue siendo un "asunto pendiente".

Accionistas, cerca de acordar que Valencia sea la sede

Los accionistas de referencia de Bankia y Caixabank se encuentran a punto de acordar que Valencia sea la sede legal de la entidad fusionada, aunque otros detalles aún se encuentran bajo discusión, dijeron el lunes dos fuentes con conocimiento de la operación.

Las negociaciones entre los accionistas de control de las dos entidades están en una etapa muy avanzada para elegir a Valencia como sede legal, aunque no se ha cerrado un acuerdo todavía", dijo una de las fuentes.

Los detalles sobre la prima que pagaría Caixabank por la compra de la seminacionalizada Bankia se están todavía discutiendo. De la fusión de surgiría una entidad con una capitalización de unos 16,400 millones de euros, según las cotizaciones actuales.

Bankia, Caixabank y el Ministerio de Economía rehusaron hacer comentarios.

(Con información de Reuters)