A pesar de no existir una adopción generalizada en el mundo respecto a incursiones de tecnología financiera (fintech), ya existen mediciones sobre las áreas en donde esta industria comienza poco a poco a ganar terreno, por ejemplo, en el tema de pagos y préstamos, de acuerdo con el Banco de Pagos Internacionales (BIS, por su sigla en inglés).

En el estudio Las Fuerzas Económicas que Impulsan la Adopción de Fintech en todos los Países, el BIS detalla que hay evidencia de una mayor aceptación de la tecnología financiera en regiones donde existe una demanda insatisfecha de servicios financieros; condiciones macroeconómicas favorables; donde la regulación es favorable, y donde sus características demográficas, como una población joven, refuerzan la confianza en los nuevos jugadores del sistema financiero.

“En algunas economías, especialmente en las regiones en desarrollo, la adopción está siendo impulsada por una demanda insatisfecha de servicios financieros. La fintech promete ofrecer una mayor inclusión financiera. En otras economías, la adopción puede estar relacionada con el alto costo de las finanzas tradicionales, un entorno regulatorio favorable y otros factores macroeconómicos”, se puede leer en el estudio del BIS.

El documento detalla la penetración que tuvo el tema de pagos móviles en el ecosistema fintech, pues detalla que por lo regular existe un mayor auge de éstos en países donde existe un fuerte posicionamiento de la telefonía móvil.

“Los pagos móviles se benefician de la alta proporción de consumidores con teléfonos móviles, que a menudo supera a aquellos con cuentas bancarias o tarjetas de crédito”, describe el estudio, y añade que, por ejemplo, en países como Chile, Bangladesh e Irán más de 20% de la población de cada una de estas naciones tiene una cuenta de dinero móvil.

En el tema de préstamos otorgados por las fintech, el estudio detalla que éstos han ganado terreno en algunos segmentos, como en el hipotecario. Por ejemplo, en el 2016 en Estados Unidos 8% de los nuevos créditos de este tipo se otorgó mediante una fintech, y en el 2018 estas plataformas tuvieron una participación de 38% en los préstamos sin garantía.

“Estas plataformas son económicamente relevantes en el financiamiento de pequeñas y medianas empresas (pymes) en China, Estados Unidos y Reino Unido”, dicta el estudio.

Ayuda a crecimiento

El documento indica que, conforme el ecosistema fintech aporte a la inclusión financiera de un país, es probable que ayude al crecimiento económico del mismo.

“Donde las fintech ayudan a mejorar la inclusión financiera es probable que esto sea positivo para el crecimiento económico y el desarrollo. Existe una gran literatura sobre el vínculo entre las finanzas y el crecimiento económico. También hay evidencia de que la mayoría de los indicadores de inclusión financiera están asociados con un mayor crecimiento”, se lee en el estudio.

Asimismo, el trabajo destaca que, si bien las innovaciones fintech pueden corregir algunas fallas de mercado, éstas tienen los mismos riesgos que en el ecosistema financiero tradicional.

Se reconoce que las actividades relacionadas con depósitos permanecen sujetas a un desajuste de liquidez y al potencial de corridas bancarias. “Los nuevos activos financieros aún pueden estar sujetos a burbujas especulativas como fue el caso del bitcoin”, precisa el estudio, y añade que es necesario que los países tengan una mayor concentración de datos sobre sus ecosistemas fintech que permita más claridad.

Factores de éxito para las fintech:

  • Demanda insatisfecha de los servicios financieros tradicionales
  • Condiciones macroeconómicas favorables
  • Regulación acorde al crecimiento de la industria
  • Características demográficas, como una población joven

Fuente: BIS

[email protected]