El gobierno español presentó como candidato a la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE) a su ministro de Economía, Luis de Guindos, quien se mostró "convencido" de tener los apoyos suficientes para ser elegido sobre el irlandés Philip Lane.

"Estoy convencido de que tenemos muchos apoyos y de que España va a conseguir este puesto", declaró en rueda de prensa De Guindos, de 58 años y al frente del ministerio español de Economía desde la llegada de nuevo de la derecha al poder en el 2011.

Tras expirar el plazo para postularse, De Guindos sólo tendrá como rival al gobernador del Banco Central de Irlanda, Philip Lane, de acuerdo con un comunicado de Mário Centeno, presidente del Eurogrupo, organismo formado por los ministros de Finanzas de la zona euro y del que el español es el veterano.

La decisión final será tomada en una cumbre europea prevista los días 22 y 23 de marzo, pero el Eurogrupo debatirá sobre el candidato el 19 de febrero y un día después los ministros de Finanzas propondrán formalmente el candidato con más apoyos.

Si es designado como sustituto del portugués Vítor Constâncio, cuyo mandato de ocho años llega a su fin, De Guindos se incorporará a la vicepresidencia del BCE el 1 de junio, lo que marcaría el regreso de España a la cúpula del instituto emisor.

En el 2015 intentó dirigir el Eurogrupo, pero perdió frente al holandés Jeroen Dijsselbloem, y aunque su nombre volvió a circular en el 2017 para sucederle, no se presentó como candidato y el elegido fue el portugués Centeno, que asumió sus funciones en enero.

El Partido Socialista, principal fuerza de oposición en España, anunció que no apoya su candidatura, dado el perfil "político" de De Guindos, a la vez que pidió que fuera postulada una mujer.

"No es el mejor candidato, no solo porque no cumple con los requisitos (...) sino también porque, como miembro del Eurogrupo, ha defendido las políticas de austeridad que tanto daño ha causado y siguen causando en la Unión Europea", indicaron los socialistas españoles en la Eurocámara.

Para el candidato español, no obstante, "lo importante es que la persona que sea elegida defienda la independencia y la profesionalidad del BCE". "Yo lo he hecho como ministro. Si soy elegido lo seguiré defendiendo", agregó.

ARTÍFICE DE LA AUSTERIDAD

La designación de este cargo abre un periodo de renovación de puestos claves en el BCE, cuyo presidente, Mario Draghi, debe dejar su cargo el 31 de octubre del 2019.

Desde el Ministerio de Economía, De Guindos fue uno de los artífices de los draconianos planes de austeridad aplicados en España, después del rescate europeo del sector bancario en el 2012, un plan que costó más de 40,000 millones de euros.

Nacido el 16 de enero de 1960 en Madrid, este licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales dirigió entre otros la consultora financiera AB Asesores, antes de trabajar en el ministerio de Economía a partir de 1996 y convertirse en secretario de Estado de Economía del 2002 al 2004.

Tras la vuelta al poder de los socialistas en el 2004, De Guindos regresó al sector privado. Fue presidente para España y Portugal de Lehman Brothers entre el 2006 y el 2008, el banco que quebró en septiembre de este último año asfixiado por la crisis de las "subprimes".

"Luis de Guindos es un hombre de una gran calidad. Es un ministro con el que siempre he trabajado bien", declaró el comisario europeo de Economía, Pierre Moscovici.

Considerado uno de los ministros más competentes del Ejecutivo conservador de Mariano Rajoy, indicó que dimitirá a su cartera "inmediatamente" si es elegido.

En ese caso, Rajoy se encontrará ante la delicada tarea de encontrarle un sustituto, en momentos en que no ha sido aprobados todavía los presupuestos del 2018, principalmente a causa de la crisis política en Cataluña.