México ha demostrado mejoría en seis recomendaciones que el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) contra el lavado de dinero y financiamiento al terrorismo calificó como parcialmente cumplidas en su última evaluación al país publicada en el 2018, pero en las cuales el país ha avanzado conforme lo sugiere este organismo.

El GAFI publicó el informe de avances de México para fortalecer las medidas para combatir el lavado de activos y financiamiento al terrorismo, en el cual consideró una mejora en la calificación en seis recomendaciones, de siete que el país solicitó reclasificar.

“México ha estado en un proceso de seguimiento mejorado luego de la adopción de su evaluación mutua en (el) 2018. De acuerdo con los procedimientos del GAFI para evaluaciones mutuas, el país ha informado sobre las acciones que ha tomado desde entonces”, acotó el organismo.

Según el documento, la mejora en la clasificación se dio en la recomendación número 8, enfocada en las organizaciones sin fines de lucro; en la 10, de debida diligencia del cliente; en la 12, enfocada al tratamiento de personas políticamente expuestas; en la número 15, de nuevas tecnologías; en la 16, de transferencias electrónicas y en la 17, referente a la dependencia en terceros.

De acuerdo con el GAFI, con estas recalificaciones, México cumple en su totalidad con ocho de sus 40 recomendaciones, con 22 en gran medida, con nueve de forma parcial y sigue sin cumplir una recomendación, la cual tiene que ver con la emisión de reportes por parte de las actividades profesionales no financieras, también conocidas como actividades vulnerables.

De las siete recomendaciones que el país solicitó una recalificación, el organismo no movió la calificación, de parcialmente cumplida, de la número 18, la cual tiene que ver con controles internos y filiales y subsidiarias.

Se espera que este miércoles, la Secretaría de Hacienda informe de los resultados y emita un posicionamiento al respecto.