Lloyds Banking Group dijo que no pedirá a reguladores financieros británicos que le permitan volver a pagar dividendos hasta la segunda mitad del año, una decepción para inversionistas que tenían esperanzas de un pago por las ganancias del 2013.

El banco con respaldo estatal postergó el lunes sus planes para pagar dividendos después de incurrir en un cargo nuevo de 1,800 millones de libras (3,000 millones de dólares) por ventas indebidas de seguros de crédito.

La mayoría de los analistas e inversionistas había previsto que, más tarde en el mes, el banco anunciaría un pequeño dividendo para el 2013 junto con sus resultados para todo el año.

La estimación de los dividendos es peor que lo que se esperaba , dijo uno de los 50 inversionistas institucionales más grandes de Lloyds a Reuters.

El banco también dijo que había comenzado a prepararse para una posible segunda venta al público de acciones controladas por el Gobierno, el próximo paso en su privatización después de que fuera rescatado por el Estado durante la crisis financiera del 2008.

El Gobierno juntó 3,200 millones de libras en la venta en septiembre de una participación en el banco de 6%. Esto marcó un hito significativo en la recuperación de Gran Bretaña frente a la crisis, cuando los contribuyentes pusieron un total de 66,000 millones de libras en Lloyds y Royal Bank of Scotland.

mac