A junio pasado, la utilidad de la banca fue de 54,000 millones de pesos, una disminución de 36.3% o de 28,000 millones, en su comparación con el mismo periodo del 2019, lo que refleja ya algunos efectos de la pandemia de Covid-19.

De acuerdo con el informe de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), este resultado obedece a menores ingresos por intereses, lo mismo que por comisiones, intermediación y otros. De igual forma, de junio del 2019 a junio del 2020, las estimaciones preventivas para riesgos crediticios se incrementaron en 52.3% y alcanzaron un saldo de 106,000 millones de pesos.

Integrantes del sector bancario han reportado la creación importante de provisiones para hacer frente a la morosidad esperada por la situación económica derivada de la pandemia.

La CNBV detalla que la rentabilidad de los activos tuvo una disminución de 0.41 puntos porcentuales para ubicarse en 1.29%; mientras que el retorno sobre capital disminuyó 3.45 puntos porcentuales y registró un nivel de 12.44% durante el sexto mes del 2020.

Ligero incremento en la cartera de crédito

El reporte de la autoridad refiere que en junio la cartera de crédito vigente de la banca comercial, alcanzó un saldo de 5.52 billones de pesos, que representó un incremento de 2.4% en su comparación anual. Respecto al mes previo, ya se registró una caída de 1.6 por ciento.

Al interior de la cartera, los créditos comerciales mostraron un aumento de 4.3% respecto a junio del 2019 pero una disminución de 2.0% respecto a mayo, con un saldo total 3.63 billones de pesos; en tanto en consumo, la baja fue de 6.6% y 1.3% respectivamente con un saldo de 966,000 millones.

Dentro del portafolio de créditos al consumo, las tarjetas de crédito mostraron una caída de 10% respecto a junio del año pasado y de 0.6% en su comparación con mayo; en los créditos personales las disminuciones fueron de 11% y 2.3% respectivamente; y en nómina de 1.8% y 0.8% respectivamente.

En sentido opuesto, los créditos para vivienda aún mostraron un crecimiento en junio de 5.6% si se le compara con el mismo mes del 2019; y de 0.1% respecto a mayo. El saldo aquí fue de 916,000 millones de pesos.

Aún marginal, el aumento de la morosidad

El reporte de la CNBV menciona también que la morosidad subió marginalmente de 2.09% en junio del año pasado, a 2.14% en el mismo mes de este año. El IMOR más alto se ubicó en los crédito al consumo con 4.47% (contra 4.19%); y dentro de estos, los créditos personales registraron la mayor cartera vencida con 6.41%. En vivienda, la morosidad pasó de 2.65% a 3.13% en el mismo periodo.

El Índice de Cobertura (ICOR) también subió de forma importante, de 150% en junio del 2019 a 164.7% en junio del 2020. Este comprende estimaciones preventivas para riesgos crediticios.

Captación sigue con alzas fuertes

En lo referente a la captación, esta siguió con una tendencia al alza en junio, al alcanzar un saldo de 6.8 billones contra 5.9 billones de junio del 2019, lo que representó un crecimiento de 10 por ciento.

rrg