Como consecuencia de la desaceleración económica y del impacto de la reforma fiscal aplicada a principios del 2014, el crédito otorgado por la banca comercial que opera en el país moderó su crecimiento en el año. Una menor demanda de financiamiento comercial y de consumo empujaron principalmente dicho comportamiento.

La desaceleración económica ocurrida durante el segundo semestre del 2013 y el primer trimestre del 2014 tuvo impacto sobre la demanda de crédito. Sin embargo, se observó una recuperación en la actividad bancaria durante el segundo trimestre del 2014 , ha afirmado el Banco de México.

El propio organismo central refiere en su último reporte sobre el sistema financiero mexicano que el crédito al consumo registró una desaceleración importante, principalmente por el componente de tarjetas de crédito, mientras que el crecimiento del crédito a las empresas fue, a septiembre pasado, el menor en los últimos cinco años. En contraparte, el que presentó el mayor dinamismo fue el financiamiento a vivienda, principalmente por las bajas tasas de interés inferiores a 10 por ciento.

Mientras que, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, de enero a octubre del 2013 la cartera de crédito total de la banca creció en 204,021 millones de pesos; para el mismo periodo del 2014 el repunte fue de apenas 155,571 millones de pesos, para ubicarse en poco más de 3.1 billones de pesos.

Al interior, en el periodo enero-octubre del 2013, la cartera de crédito comercial había registrado un aumento de 133,791 millones de pesos y en igual periodo del 2014 el repunte fue sólo de 99,776 millones. En tanto, el crecimiento de la cartera de consumo fue de 42,481 millones de pesos en enero-octubre del 2013 y en el 2014 apenas de 28,292 millones. La de vivienda se mantuvo casi en los mismos niveles, con poco más de 27,000 millones para ambos periodos.

Banca reconoce

El freno al crecimiento del crédito en el 2014 ha sido reconocido por la banca comercial. Javier Foncerrada, vicepresidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), ha dicho que, al menos en este año, no se cumplió con uno de los principales retos de la reforma financiera, que es dar más crédito.

Sin embargo, el también director de Inbursa confía en que durante el 2015 la economía tenga un crecimiento superior a 3%, y el crédito registre un repunte mucho mayor a eso.

Por su parte, Vicente Rodero, director general de BBVA Bancomer, ha mencionado que, acompañado de un mayor crecimiento del Producto Interno Bruto, el financiamiento de la banca comercial puede repuntar hasta 12% en el 2015, lo que representaría colocar entre 380,000 y 400,000 millones de pesos más durante el año.