La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), que comanda Juan Pablo Graf Noriega, ha dado un cambio drástico en su política de sanciones a las entidades del sistema financiero, que durante el 2020 se conjugó con las complicaciones propias de la emergencia sanitaria y provocó que esta autoridad redujera considerablemente el número de sanciones impuestas.

Hace algunos días, la CNBV publicó su informe anual del 2020, donde se registra que durante ese año interpuso 376 sanciones, mientras que el monto acumulado por las multas fue de 183 millones 340,340 pesos.

Estos números contrastan con la actividad sancionadora que registró esta autoridad previa a la pandemia, pues, en el 2019, interpuso 869 sanciones y por 207 millones 464,536 pesos, así las caídas en el 2020, contra un año anterior, fueron de 56% por número de sanciones y de 11% en el monto.

De acuerdo con el reporte, la CNBV ha buscado ser más eficiente respecto a su actividad sancionadora, una de sus facultades, con el fin de que tanto actividades, entidades y personas, cumplan con las leyes y disposiciones que regulan el sistema financiero.

“Para mejorar la eficiencia, la CNBV ha adoptado una política que consiste en que las sanciones deben de integrarse por conductas infractoras y no referirse a infracciones individuales específicas. Para ello, es necesario agrupar hallazgos de origen similar en conductas generales que permitan una mejor clasificación de las conductas de incumplimiento a efectos sancionadores”, se puede leer en el documento.

En este contexto, el documento detalla que, durante el año pasado, las áreas de supervisión de la CNBV comenzaron a utilizar la facultad de abstenerse de sancionar, la cual puede aplicarse en infracciones que no son consideradas graves, como, por ejemplo, fallas en medidas de control interno de las entidades financieras.

Endurece en fintech

Pese a este cambio de política por parte del órgano regulador, la autoridad ha sido firme con plataformas tecnológicas que ofrecen servicios financieros y que incurren en distintas infracciones a las normativas financieras, principalmente por difundir información errónea o usar términos reservados que sólo pueden utilizar entidades autorizadas.

En total, la autoridad ha impuesto 24 multas, la mayoría este año, a plataformas tecnológicas de servicios financieros, las cuales suman 50.4 millones de pesos. La última empresa sancionada fue el gigante español Bnex, al cual se le aplicó una multa por 2.6 millones de pesos por difundir información falsa, lo cual infringe la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, también conocida como Ley Fintech.

En el reporte del 2020, la autoridad enfatiza que tiene la facultad de investigar a personas físicas o morales que, sin ser integrantes del sector financiero, presuntamente realizan actividades u operaciones sin contar con la autorización o registro correspondiente.

La CNBV enfatiza en el documento que ante el crecimiento de empresas de tecnología que ofrecen servicios financieros, comenzó acciones que concluyeron en 114 expedientes de investigación vinculados con distintas personas morales que presuntamente infringieron las leyes financieras.

“Al haberse constatado la presunción que se encontraban actuando en contravención con las leyes financieras, 20% de dichos expedientes derivaron en la emisión de opiniones de delito o sanciones administrativas y 80% restante, continúa en revisión y/o análisis”, destaca el informe.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx