El fondo mexicano de capital emprendedor (Venture Capital) Jaguar Ventures cambió su nombre a Wollef y está en proceso de recaudación de 100 millones de dólares antes del primer trimestre del 2022, como parte de su tercer fondo con el que busca financiar a startups en etapa temprana. En su porfafolio, Wollef cuenta con empresas que han alcanzado un valor de 1,000 millones de dólares, es decir que son consideradas unicornio: Konfío, Loft y Nubank.

Según Cristóbal Perdomo y Eric Pérez-Grovas, el cambio de nombre responde a dos situaciones: que el nombre Jaguar Ventures es utilizado por muchos fondos de capital privado en todo el mundo y que, a diferencia del jaguar, el animal que le daba nombre al fondo; el lobo (Wollef en luxemburgués) es un animal que caza en manada, con lo que refleja mejor la mentalidad de las inversiones que realiza: trabajar en equipo.

Wollef realizó su primera captación de recursos en 2014, por 9.3 millones de dólares, con la que invirtió en empresas que ahora se han convertido en referentes entre las startups: como el agregador de medios de pago Conekta o la plataforma de préstamos Konfío. Creó un segundo fondo por 22 millones en 2019, con el que ha invertido en compañías como la de venta directa al consumidor (DTC) Río Grande, la fintech Jeeves y la colombiana de dark kitchens (cocinas oscuras) Foodology, su más reciente inversión. Hasta el momento ha invertido en 31 startups, de las cuales 10 han estado basadas en México y 21 en el extranjero.       

De acuerdo con los inversionistas, si bien el tercer fondo de este Venture Capital es el mayor en su historia, las tesis con las que financiarán a las startups son básicamente las mismas: inversión en una etapa temprana (semilla) y la inversión en los equipos, es decir, en la habilidad de los emprendedores por atraer talento. Entre las salidas exitosas del fondo de Pérez-Grovas y Perdomo se encuentran la venta de una parte de sus acciones en el agregador de pagos Conekta al corporativo Femsa y la de la compañía argentina de compraventa de autos usados Checkars al ahora unicornio Kavak.

Invertimos en gente que nos demuestra que tiene una extraordinaria capacidad de ejecución. Somos fieles creyentes de que la idea vale pero vale mucho más tu capacidad de lograrla. También es cierto que invertimos en gente que tiene una visión muy ambiciosa”, dijo.

Del lado de los inversionistas, mientras que el primer fondo fue financiado con recursos de family offices e inversionistas individuales, todos mexicanos, el segundo incluyó a inversionistas extranjeros, sobre todo de América Latina y Estados Unidos, así como a dos inversionistas institucionales. Para el tercer fondo, cuyos recursos esperan terminar de recaudar hacia el primer trimestre del 2022, prevén que muchos de los inversionistas previos vuelvan a aportar su capital, además de atraer a más inversionistas extranjeros.

Según Pérez-Grovas, quien fue el primer director de Mercado Libre en México, además de que fundó y preside la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), otras de las tesis de inversión que el fondo mantiene con el cambio de nombre es que son muy celosos de la información de las empresas en las que invierten; además de que son ellos los únicos que deciden en los proyectos en los que van a invertir. 

Según los inversionistas, muchas de las startups que ahora están teniendo éxito en América Latina están cada vez más cerca de realizar Ofertas Públicas Iniciales (IPO), por lo que muchos inversionistas extranjeros que quieren tener exposición al mercado latinoamericano buscan invertir en fondos regionales como Wollef.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx