InvestaBank, que en meses pasados tuvo algunos problemas tras la detención en Estados Unidos de uno de sus accionistas (ahora exaccionista) por presuntos lavado de dinero y fraude fiscal, estima que sea en el tercer trimestre del presente año cuando se concrete ya la compra de Deutsche Bank (DB)México.

El banco mexicano que dirige Enrique Vilatela destacó que a abril pasado ya cumplía con niveles de capitalización y liquidez adecuados, tal y como lo instruyó la autoridad, y que ahora continúa el proceso de autorización de la compra de activos del Deutsche.

Se espera (que el proceso) concluya en el tercer trimestre del año, con lo cual ocupará una posición de liderazgo en el ramo fiduciario , dijo.

En marzo pasado, en entrevista con El Economista, Enrique Vilatela, director general de InvestaBank, explicaba que, tras la detención de su exaccionista, en noviembre del 2016, el banco tuvo que enfocarse en demostrar que dentro de la entidad no había irregularidades, y luego a capitalizarlo. Y es que sólo unos días antes de la detención, se había anunciado el acuerdo para comprar al Deutsche Bank.

Tuvimos que desviarnos y resolver el problema, y demostrar que estábamos limpios, que no teníamos nada que ver con las acusaciones y capitalizar al banco. Y ya pasados estos meses (...) ahora ya nuevamente estamos retomando el tema , refería en aquella ocasión.

En su comunicación de InvestaBank indicó que la implementación de las acciones instruidas por las autoridades para mejorar sus niveles de capital y liquidez han dado resultados, dado que su ICAP se ubicaba en 19.85% al cierre de abril, y el Coeficiente de Cobertura de Liquidez (CCL) en 71.47 por ciento.

El fortalecimiento de su capital permitirá a InvestaBank cerrar el año con un capital cercano a los 3,000 millones de pesos, así como con una cartera de clientes más amplia y nuevos productos y servicios que continuarán apoyando el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas.