Aun con un entorno adverso el cual según diferentes analistas seguirá Banco Interacciones tiene una perspectiva positiva para sus tres principales líneas de negocio: estados y municipios, infraestructura y pequeñas y medianas empresas (pymes) proveedoras del gobierno.

Sí podemos decir que lo que es financiamiento a banca de gobierno, banca de infraestructura y pymes proveedoras del gobierno federal muestra señales o fundamentos suficientes para impulsar nuestro crecimiento. El año que acaba de terminar fue muestra de ello (...), nosotros crecimos nuestra cartera en más de 19% , comenta Gerardo Salazar, director general del banco.

Interacciones se enfoca en el financiamiento de proyectos de obra pública, en los estados y municipios del país. Escuelas, centros culturales, hospitales, cárceles y plantas tratadoras de agua son algunos ejemplos. El gobierno federal ha anunciado una política de recorte al gasto. Sin embargo, el directivo destaca que ello no les afectaría en sus planes de crecimiento, aunque aclara que toman el entorno con precaución.

En el tema de estados y municipios, Gerardo Salazar detalla que son ramos en los que no ha habido recortes hasta ahora, sino todo lo contrario; lo mismo que en el sector salud, donde también está parte de su nicho objetivo.

Refiere que aunque en empresas del estado como la CFE y Pemex sí se está restringiendo el gasto, además de los efectos por la caída en los precios del petróleo, el Fondo General de Participaciones está poco relacionado con esta circunstancia, por lo que el impacto adverso sería menos que proporcional.

Entonces, claramente esos son elementos que nos hacen ser optimistas en la banca de infraestructura; ésta está prácticamente capitalizando el hecho de que nos hemos movido siempre en el segmento de infraestructura básica, no una infraestructura, digamos, muy notable o visible, como trenes, o aspectos muy llamativos que han sido descartados , precisa.

Pymes, poco explotado

Y en materia de su tercer pilar de negocio: financiamiento a pymes proveedoras del gobierno, el banquero refiere que es un sector poco explorado y atendido, además de subpenetrado.

Toda la cadena de valor de los ecosistemas de negocios gubernamentales tiene una amplísima necesidad de financiamiento de capital, y eso no puede ser mejor noticia para nosotros , puntualiza.

En este sentido, el directivo refiere que en estos tres rubros, que son los fuertes de Interacciones, hay señales para seguir con crecimientos. Eso sí, tomando el entorno con precaución y prudencia.

Estamos viendo volatilidad, muchos factores de riesgo, como tipos de cambio, tasas de interés, precios de activos financieros como las acciones y los bonos, que han tenido un comportamiento muy errático y con una tendencia a minusvalías, cosas que al banco y a su hoja de balance no le afectan, no son factores de riesgo que determinen su desempeño financiero; pero precisamente por eso, tratamos de ser prudentes, aunque hemos identificado fundamentos de negocio que nos hacen ser optimistas de una manera conservadora , concluye.

eduardo.juarez@eleconomista.mx