Las remesas de inmigrantes mexicanos residentes en la Unión Europea (UE) no han cesado de aumentar entre 2012 y 2015, pasando de 85.8 millones a 93 millones de euros (de 101.4 millones a 110 millones de dólares) en ese período, reveló la oficina estadística de la mancomunidad, Eurostat.

De manera general, los inmigrantes residentes en la UE enviaron a sus países de origen 31,300 millones de euros (37,002 millones de dólares) en 2015, frente a 30,006 millones de euros (36,001 millones de dólares) en 2012.

Se trata de las cifras más recientes de las que dispone el organismo, explicó a Notimex uno de sus analistas, Olaf Nowak. Los datos referentes a 2016, así como posibles revisiones de los datos de años precedentes, estarán disponibles en diciembre próximo.

Las remesas a México han resistido a la tendencia a la baja observada en el promedio europeo entre 2012 y 2013.

Los envíos totales desde la mancomunidad cayeron en 1,200 millones de euros (1,419 millones de dólares) entre esos dos años, llegando a menos que los 29,500 millones de euros (34,800 millones de dólares) registrados en 2010.

En contraste, las remesas efectuadas por mexicanos aumentaron de 1.9 millón de euros (unos 2.24 millones de dólares) en el mismo período, sumando 87.1 millones de euros (103 millones de dólares) en 2013.

España y Reino Unido fueron los principales países de origen de los fondos enviados a México por los inmigrantes entre 2012 y 2015, de acuerdo con Nowak.

No obstante, Eurostat no publica los valores correspondientes por tratarse de información clasificada como confidencial en ambos países, así como en otros ocho países europeos.

"Los datos de los principales países de origen de los fondos enviados son confidenciales y han sido usados únicamente para calcular el valor agregado de la UE", dijo el analista.

De acuerdo al Banco Mundial, México es el cuarto principal receptor de remesas de sus inmigrantes, por detrás de India, China y Filipinas.

erp