El Grupo de Acción Financiera (Gafi) emitió una nueva guía de investigaciones financieras para ayudar a los países a comprender mejor su papel en el cumplimiento de la ley para el combate al lavado de dinero y financiamiento al terrorismo.

Se basa en las investigaciones financieras y su relación con la conducta criminal. Según la nueva guía, el principal objetivo de una investigación financiera es identificar y documentar el movimiento del dinero durante el curso de la actividad ilícita.

Se trata de ver el vínculo entre el origen del dinero, los beneficiarios, cuándo el dinero se recibe y dónde se almacena o se deposita.

Todo lo anterior puede proporcionar información y pruebas de actividades criminales, según establece el Gafi a los países miembros. Durante la última revisión de las recomendaciones del grupo del que forma parte México, se prestó mayor atención al marco operativo antilavado y financiamiento al terrorismo.

De ahí que uno de los objetivos fue el de fortalecer las normas de aplicación de la ley (contenidas en las recomendaciones 30 y 31) para mejorar las funciones, responsabilidades, competencias y herramientas de aplicación para llevar a cabo con eficacia la lucha contra el blanqueo de dinero y las investigaciones de rastreo de activos.

DEFICIENCIAS ESTRATÉGICAS

En esta guía se pone énfasis en las esferas que se fortalecen con la capacitación y asistencia técnica a los investigadores financieros y fiscales, pero no debe ser vista como un manual de capacitación sobre las investigaciones financieras.Recientemente, el Gafi señaló a Bolivia, Cuba y Ecuador como las naciones latinoamericanas en la lista de jurisdicciones con deficiencias estratégicas en materia de prevención del lavado.

Estas observaciones se hicieron en la reunión realizada en Roma, en donde el organismo también informó que otras 15 jurisdicciones fueron incluidas en la llamada lista gris , al no haber hecho suficiente para atender las deficiencias o no haber cumplido el plan de acción del Gafi.