El tribunal de apelaciones de París confirmó este lunes la inculpación en abril de 2015 del banco británico HSBC por fraude fiscal, indicaron a la AFP fuentes cercanas al caso.

HSBC fue imputado por complicidad en ocultación de fraude fiscal y por complicidad en venta ilícita. Los jueces consideran que el banco no vigiló suficientemente a su filial en Suiza, HSBC Private Bank, acusada de haber puesto en marcha un sistema de evasión fiscal dirigido en particular a clientes franceses.

NOTICIA: HSBC admite que no estuvo a la altura de las normas

"Estamos decepcionados del resultado del proceso de apelación. Continuaremos defendiéndonos vigorosamente", dijo HSBC Holdings Plc en un comunicado.

En abril, los jueces financieros impusieron una fianza de 1,000 millones de euros a HSBC pero en junio fue rebajada hasta 100 millones de euros por la sala de instrucción del tribunal de apelaciones de París.

Los investigadores están convencidos de que la filial suiza de HSBC propuso entre 2006 y 2007 a sus clientes varias operaciones y montajes financieros a través de paraísos fiscales para disimular sus ingresos al fisco. También creen que ayudaban a los clientes a escapar a una directiva europea para gravar las rentas del ahorro.

NOTICIA: HSBC se vuelve a quemar con un gran negocio

El caso empezó en 2008 cuando un exinformático de HSBC Suiza, Hervé Falciani, entregó a Francia ficheros robados, que luego permitieron abrir varias investigaciones también en España y en Bélgica, entre otro países europeos.

Hace un año, una red mundial de periódicos (el llamado 'Swissleaks') acusó a HSBC de haber escondido en Suiza en 2006 y 2007 cerca de 180,000 millones de euros de clientes ricos para evitar que pagaran impuestos en sus países respectivos.

erp