En el 2019 el crédito de la banca registró una desaceleración como consecuencia del nulo crecimiento de la economía. Para el 2020, dado que tampoco se espera un crecimiento importante del Producto Interno Bruto (PIB), Fitch Ratings estima que la colocación repunte alrededor de 5 por ciento.

“Estamos esperando 5.0% de crédito como base, entre 5 y 8%, pero la verdad con el último dato del PIB, lo vemos más pegado a 5%”, señaló Verónica Chau, directora de Instituciones Financieras de Fitch para América Latina.

En conferencia de prensa, la especialista detalló que el crédito de la banca sigue creciendo por la baja inclusión financiera, y la oportunidad que ello representa, y por las ventas cruzadas a sus clientes. “Ésas son las oportunidades de la banca para seguir creciendo. Además, la prudencia de los bancos grandes se transformó en oportunidades para los medianos”, dijo.

Alejandro Tapia, director de Instituciones Financieras para México de Fitch, mencionó que lo que se ha visto es la desaceleración del crecimiento económico, lo que tiene una correlación muy importante en el crecimiento del crédito.

Refirió que el portafolio a empresas no ha crecido, dado que las decisiones de inversión de empresarios siguen retrasándose, mientras que en consumo, aunque el año pasado mostraba tasas de crecimiento, en los últimos meses se ha desacelerado.

“Los portafolios que siguen creciendo son el crédito hipotecario, que sigue mostrando tasas de crecimiento de doble dígito, y en el automotriz la banca está tomando mayor participación en este segmento”, expuso el directivo.

Destacó que en el caso de crédito a los gobiernos, lleva aproximadamente 30 meses sin crecimiento, “porque la política de restricción de gasto frena a los mismos gobiernos municipales y estatales a tomar créditos”.

Verónica Chau insistió en que hay áreas de oportunidad de crecimiento, debido a  los bajos niveles de inclusión financiera, además de que hoy siete bancos siguen manteniendo la concentración tanto de los créditos como de la captación.

En cuanto a si la iniciativa de reducción de comisiones bancarias que está en el Senado, podría afectar al sector bancario. Los especialistas de Fitch consideraron que, aunque la propuesta inicial hubiera representado una afectación a los ingresos de los bancos, la que está ya modificada no les impactaría tanto.

Mantienen solidez

Fitch destacó que la banca mexicana mantiene niveles sólidos de capital y liquidez, señaló que esperan un ligero deterioro en algunas métricas clave.

“Más que nada, ligados a este crecimiento más bajo esperado en las carteras de crédito, así como el cambio al ciclo de tasas del banco central. Pero la banca mexicana tiene buenos niveles de capital”.

Fintech aún no representan competencia para la banca

Por otra parte, Verónica Chau comentó que, aunque hay un crecimiento importante en la región y en México del ecosistema fintech, aún no puede decirse que éstas representen un riesgo de competencia para la banca, además de que también se han registrado alianzas entre ambos sectores.

Panorama para la banca

  • Retos para una banca resiliente (persistente desaceleración económica; incertidumbre global; sentimiento del inversionista, y confianza del consumidor y empresarial)
  • Sostenido crecimiento del crédito a pesar de la debilidad económica
  • Los cortes en tasas y el desempeño del crédito pesarán en las ganancias
  • Modesto deterioro en capitalización, pero se mantendrá en niveles buenos

Fuente: Fitch

[email protected]