Los bancos españoles Santander y BBVA se beneficiaron en medio de la crisis económica global de la diversificación de sus filiales, principalmente, en Latinoamérica; sin embargo, éstas no son inmunes a lo que pase en el contexto internacional, lo que podría afectar en el mediano plazo a las matrices, consideró la calificadora Fitch.

Las perspectivas de crecimiento para las economías de mercados emergentes en donde las subsidiarias de Santander y BBVA operan se han revisado a la baja y no son totalmente inmunes a las tendencias económicas mundiales; no obstante, los ingresos de estos mercados seguirán contribuyendo de manera significativa a las ganancias del grupo en ambas instituciones , estableció la agencia en un análisis.

México es la tercera unidad de negocios más rentable de Banco Santander, junto con Inglaterra, mientras que para BBVA la plaza le significa una participación de las utilidades de 35%, siendo el principal mercado del grupo.

La agencia destaca que el sector bancario está sumamente regulado, tanto en España como en los países donde operan las filiales, por lo que es muy difícil que estas últimas envíen directamente capital o liquidez a las matrices, dado que la normatividad no se los permite.

En el caso de México, los créditos relacionados entre bancos, es decir, aquellos préstamos que se realizan entre la filial y la controladora, sólo pueden representar 20% del total de la cartera de crédito.

Las ganancias para el banco matriz propietario de las filiales derivan principalmente de los flujos de dividendos potenciales. Y, dependiendo de las condiciones del mercado, la capacidad para vender participaciones aumenta, si es necesario , aseguró Fitch.

En el 2011, Santander México envió 11,350 millones de pesos a su matriz, de los cuales cerca de 4,000 millones de pesos correspondieron a la venta de su unidad de seguros en el país.

Por su parte, BBVA Bancomer envió 18,633 millones de pesos el año pasado, derivado del pago de ejercicios anteriores.

Fitch consideró que, si bien los dos bancos más grandes de España tienen una fortaleza financiera adecuada y una diversificación de sus ingresos, las filiales deben seguir sólidas, ya que las distintas crisis por las que está pasando el sector bancario internacional pueden mermar el valor y la aportación de las filiales en todo el mundo.

A largo plazo, el valor de mercado de las filiales, invariablemente, fluctúa a medida que los bancos y sistemas bancarios experimentan picos y valles inevitables , aseguró la calificadora.

EL FROB SERÁ EL ENCARGADO DE CANALIZAR RECURSOS A LA BANCA

España cobraría al menos 8.5% de interés por préstamos bancarios, según Joaquín Almunia.

El estatal Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) deberá cobrar a los bancos que opten por pedir ayuda estatal bajo el nuevo paquete europeo en forma de títulos convertibles al menos 8.5% de interés, confirmó un portavoz del comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia.

De acuerdo con las prácticas que aplica la Comisión a las reglas en ayudas estatales a los bancos, cualquier ayuda dada en forma de capital híbrido convertible en acciones de los bancos deberá ser cargado con un interés mínimo de 8.5% , dijo el portavoz confirmando declaraciones de Almunia.

La línea de crédito de hasta 100,000 millones de euros que España ha acordado con sus socios europeos se canalizará a través del FROB que, en principio, podrá tomar parte en el capital de las entidades con inyección directa o prestar los fondos en forma de bonos contingentes convertibles en acciones (popularmente conocidos como CoCos).

Diversas fuentes han dicho en los últimos días que la tasa de interés que deberá pagar el Estado español por los préstamos europeos estará en torno de 3%, aunque aún quedan por cerrar numerosos detalles, desde el plazo de vencimiento hasta el monto definitivo o el mecanismo que instrumentalizará los créditos.

[email protected]