Las instituciones de tecnología financiera que sean autorizadas para operar bajo la Ley Fintech en México, automáticamente serán elegibles de participar en el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), pues este esquema, operado por el Banco de México (Banxico), está abierto a la participación de cualquier entidad regulada del sistema financiero mexicano, indicó Othon Moreno González, gerente de Política y Vigilancia de los Sistemas de Pagos del banco central.

Durante su participación en un foro en el Senado sobre la democratización de medios de pago, Moreno González reconoció que si bien para entidades de menor tamaño a los bancos se dificulta la entrada al SPEI, no es posible que se disminuyan los requerimientos solicitados, especialmente en temas de ciberseguridad y continuidad de la operación.

“Hoy, el SPEI está abierto para cualquier institución financiera regulada y eso incluye a bancos, casas de Bolsa, socaps, sofipos, uniones de crédito e incluso para las nuevas fintech: las instituciones de fondos de pago electrónico, cuando empiecen a ser autorizadas, también serán elegibles para participar en el sistema”, expresó el funcionario.

El SPEI es el sistema desarrollado y operado por el Banxico, el cual permite la realización, en cuestión de segundos, de pagos o transferencias electrónicas por medio de la banca por Internet o banca móvil.

“Este sistema permite transferir dinero electrónicamente entre cuentas de depósito de los bancos de manera casi instantánea”, se puede leer en la página web del Banxico.

La Ley Fintech, que se promulgó en marzo del 2018, prevé la autorización de dos tipos de instituciones de tecnología financiera: las de fondeo colectivo y de fondos de pago electrónico. En la actualidad, no hay ninguna entidad autorizada bajo la Ley Fintech; sin embargo, uno de los beneficios de la regulación será que puedan acceder al SPEI siempre y cuando cumplan con lo requerido por el Banxico.

Requerimientos de ciberseguridad

El funcionario indicó que es indispensable que cualquier entidad financiera que busque participar en el SPEI, sin importar su tamaño, cumpla con todos los requerimientos de ciberseguridad y continuidad operativa, con el fin de garantizar el buen funcionamiento de la red.

“Es importante destacar que todos los sistemas de pagos, el de México en particular, son una red y nuestra responsabilidad como Banxico es garantizar la seguridad de la misma, entonces no es posible reducir los requerimientos de participación en el sistema”, señaló.