Lo han reconocido banqueros importantes como el presidente del español BBVA, Francisco González: La industria financiera se enfrenta a un desafío importante, que es la revolución digital . Se refiere no sólo a grandes jugadores tecnológicos, como Apple, Google y Amazon, que han irrumpido en el negocio, sino también a pequeñas plataformas que, desde hace algunos años, ofrecen productos como créditos, pagos, seguros, inversiones y otros: las llamadas fintech.

Estas plataformas, principalmente startups (pequeñas empresas de emprendedores apoyadas en tecnología y financiadas por inversionistas), poco a poco han irrumpido en el mercado de servicios financieros, antes privativo de las grandes entidades.

Un estudio de la firma PwC revela que más de 20% del negocio de la industria de servicios financieros a nivel global estaría en riesgo para el 2020, por la irrupción al mercado de las fintech. Las áreas en las que habría una mayor incursión son: sistemas de pagos y créditos al consumo, pero también ya se presenta una tendencia al alza en seguros y gestión de activos.

No es algo descabellado. La industria de servicios financieros no está exenta de la revolución digital, que ha cambiado la forma en que los clientes tienen acceso a este tipo de productos. Ahora la mayor parte de la población, principalmente joven, tiene acceso a un teléfono móvil inteligente y le resulta más fácil y menos caro recurrir a las fintech, que le prestan en sólo unos minutos, que ir a las sucursales a perder tiempo y dinero.

El 61% de los encuestados (en el estudio) considera que en los próximos años más de 60% de sus clientes usará aplicaciones móviles (al menos una vez al mes) para acceder a servicios financieros (...) mientras los consumidores están adoptando la tecnología más rápidamente en su vida diaria, las instituciones financieras tradicionales se están quedando atrás.

Las grandes instituciones financieras a nivel mundial se están quedando en procesos complejos de desarrollo de tecnología, con temas legales y de sistemas centrales. Mientras tanto, las fintech usan métodos ligeros y ágiles para el desarrollo de productos e innovación, respondiendo rápidamente a las necesidades emergentes de los clientes , refiere el estudio.

De acuerdo con el documento de PwC, en la banca y sistema de pagos, 28% del negocio está en riesgo hacia el 2020; mientras que en seguros y gestión de activos y de patrimonio, esto sucede con hasta 22 por ciento. Con el ritmo de cambio actual, ninguna institución financiera se puede sentar en sus laureles .

La firma destaca que las fintech están trayendo nuevos jugadores al campo y, en consecuencia, se ha incrementado la competencia en todo el sector de servicios financieros. El resultado es una reducción de los márgenes y una pérdida de participación de mercado para las instituciones tradicionales .

El éxito que las fintech han registrado se refleja en el monto invertido en estas plataformas. De acuerdo con PwC, en el 2015, la inversión fue de cerca de 12,200 millones de dólares más del doble de los 5,000 millones registrados en el 2014. Las instituciones financieras y las compañías de tecnología se están empujando para lograr entrar al juego .

Caso México

PwC comenta que, con base en diferentes fuentes, se estima que existen aquí aproximadamente 300 empresas fintech.

México es de los países latinoamericanos con más actividad en este sector, y se están estableciendo comunidades de inversionistas que ven al país como una base para el mercado de la región .

La firma precisa que entre 50 y 60% de las fintech en México está relacionado con el crowdfunding (préstamos persona a persona) y con medios de pagos, aunque también se ven las primeras relacionadas con la industria de seguros.

De hecho, en México ya existe una asociación de fintech que agrupa a las principales empresas de este tipo como Kueski, Mimoni, Rocket, Kubo, y muchas otras, incluidos bancos como Bankaool, según su perfil de Twitter.

Los bancos están conscientes del reto que esto representa y poco a poco dan más peso a sus servicios digitales.

Generan aplicaciones

BBVA Bancomer, por ejemplo, es uno de los más activos en este tema, y ha generado diversas aplicaciones para facilitar los servicios al cliente, organiza el concurso de startups Open Talent, cuyos ganadores incluso participan con el banco de manera directa o indirecta.

Sin embargo, uno de los pendientes en este naciente sector es una regulación, para evitar afectaciones a los inversionistas y a los clientes. Fuentes de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) han dicho que ya realizan un análisis del sector para emitir reglas en la materia. Les preocupa, en específico, el tema del crowdfunding o financiamiento colectivo, aunque sin intervenir en el crecimiento de estos nuevos jugadores.

Las instituciones de servicios financieros en México enfrentan un reto muy importante con respecto a la innovación y la atención a clientes. Definir las acciones para enfrentarlo, conocer las herramientas que pueden hacerlos más ágiles y ejecutarlas oportunamente son parte fundamental del éxito, para satisfacer de manera más efectiva y eficiente las necesidades del mercado, que avanza a velocidad vertiginosa , concluye PwC.

[email protected]