El sector bancario será uno de los beneficiarios indirectos de la estrategia de austeridad de la nueva administración federal, al dispersar todos los pagos de nómina de las instituciones públicas federales, al igual que los pagos y subsidios que otorgue el gobierno en su conjunto.

De acuerdo con el decreto que establece las medidas para el uso eficiente, transparente y eficaz de los recursos públicos, la Tesorería de la Federación realizará los pagos con cargo al Presupuesto de Egresos de la Federación de forma electrónica, mediante transferencias de fondos para su acreditamiento en las cuentas bancarias correspondientes, de conformidad con las disposiciones aplicables .

Asimismo, el documento establece que las dependencias y entidades deberán instruir que el pago a sus beneficiarios se realice de forma electrónica, mediante depósito en cuenta que efectúe la Tesorería, a las cuentas bancarias de los servidores públicos por concepto de pago de nómina.

Al mes de octubre del 2012, el sector bancario sumó 124,478 millones de pesos en captación de cuentas de nómina, esto es un incremento de 24.6% comparado con el mismo mes del 2011.

Al mismo tiempo, los beneficiarios de este programa podrían ser las instituciones financieras no bancarias, ya que en algunas poblaciones no existen sucursales bancarias, por lo que la presencia sólo la tienen o sofomes o los corresponsales bancarios.

Asimismo, las personas contratadas por honorarios, incluyendo a aquellas que faciliten la entrega de apoyos en especie a los beneficiarios de los programas de subsidios, recibirán los recursos a través de una cuenta electrónica, ya sea bancaria o de cualquier otro organismo financiero no bancario.

De este modo, la Presidencia de la República decretó que todos los proveedores de bienes y servicios que negocien con el gobierno federal reciban sus pagos a través de cuentas bancarias, lo que incrementaría de forma sustancial las cuentas de débito y empresariales de los bancos.

De acuerdo con la Asociación de Bancos de México (ABM), la inclusión financiera parte de la participación de las personas en el sistema financiero formal y una vía muy importante es tener una cuenta de débito o de nómina, lo que les permite crear un historial bancario y, con ello, acceder a nuevos productos financieros.

[email protected]