La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) publicó ayer en el Diario Oficial de la Federación (DOF) las nuevas disposiciones para la originación, administración y control interno en las operaciones de factoraje, descuento y las operaciones de financiamiento en las que se le haya transmitido la titularidad de derechos de crédito a las instituciones financieras.

En el documento la CNBV explica que, derivado de sus tareas de supervisión, ha detectado la necesidad de fortalecer las mejores prácticas en esta materia, por lo que considera necesario establecer mecanismos particulares y más efectivos para el control de las operaciones de factoraje, a fin de que estas mejoren la evaluación del riesgo.

Entre otras medias, las instituciones de crédito deberán determinar si el riesgo de crédito recae en el factorado, descontatario o cedente, o bien en el deudor de los derecho de crédito transmitidos. En todo caso, las instituciones deberán realizar la consulta del historial crediticio en alguna sociedad de información de la persona en la que identifiquen que recae el riesgo .

También cerciorarse, en su caso, de la existencia del contrato que formaliza las operaciones entre el proveedor de los bienes o servicios, y el deudor de los derechos de crédito transmitidos, y que en dicho documento, no se incluyan cláusulas o leyendas que se opongan a la cesión de los derechos de crédito.

Asimismo identificar que el esquema de pagos permita la recuperación total del importe pagado al cedente de los derechos; y verificar que la persona que presente el documento cedido a favor de la institución, esté legalmente facultada para este fin.

De igual forma, las instituciones podrán utilizar una plataforma automatizada, con el propósito de ejecutar el proceso de validación de los documentos relacionados con las operaciones de factoraje, descuento u operaciones de cesión de derechos de crédito que celebren, en el cual los deudores de los derechos de crédito transmitidos, registren las facturas o documentos en lo que conste la existencia de una obligación pendiente de pago a su cargo.

La CNBV añade que las instituciones deberán cerciorarse de que el documento cedido a su favor, no ha sido presentado para respaldar otra obligación por parte del factorado, descontatario o cedente de los derechos de crédito, cuando menos con la información disponible en las instituciones y a partir de la consulta que estas realicen a algún registro público.

También deberán dar seguimiento a la calidad y tendencias principales de riesgo y rentabilidad de la cartera que les permitan identificar incrementos significativos en sus exposiciones al riesgo de manera automática, y constituir provisiones preventivas adicionales.

La CNBV establece asimismo la documentación e información que deberá integrarse a los expedientes de los créditos comerciales.

mfh