Durante los meses del gran confinamiento obligado por la pandemia, las plataformas de tecnología financiera (fintechs) enfocadas al crédito anunciaron crecimientos importantes, mientras que la banca fue cautelosa en la colocación; esto no quiere decir que la balanza se incline a favor de uno o en contra de otro, indicaron especialistas.

De acuerdo con Maricarmen García, socia de Asesoría en Administración de Riesgos Financieros de KPMG, la participación de las fintechs se ha destacado en esta pandemia debido a que la tecnología y la digitalización han tomado relevancia en este contexto, pero esto no significa que ganen terreno frente a la banca, sino se han vuelto complementarios para atender segmentos que tradicionalmente han sido desatendidos en materia de servicios financieros.

“Las fintechs han aprovechado todo este tema de la pandemia por la importancia de la tecnología que ha generado que los clientes puedan abrir créditos, cuentas o hacer pagos de una forma más eficiente, más ágil, eso es sumamente relevante y eso ha hecho que tengan una participación importante”, detalló García.

Diversas fintech enfocadas al financiamiento, por medio del préstamo de persona a persona o que dan crédito de su capital, han anunciado crecimientos importantes en el último año, en un contexto donde la banca ha tenido un freno en materia de colocación.

Por ejemplo, la plataforma Cumplo México, que llegó a México en el 2019, colocó en el 2020 financiamiento por 839 millones de pesos destinados al sector empresarial, es decir un crecimiento de 120% respecto a los meses de operación que tuvo en el año previo.

“Los bancos cerraron líneas de crédito y en Cumplo gracias a nuestro modelo, logramos seleccionar empresas en crecimiento y financiar aquellas que requerían liquidez”, explicó Marión Benítez-Landa, directora general de la plataforma que se enfoca en conectar inversionistas con pymes que requieren financiamiento.

Para García la consolidación de las fintechs dedicadas al mercado del crédito se ha dado en tres segmentos principalmente: el crédito al consumo para los milenials, las pequeñas y medianas empresas, así como el refinanciamiento de deudas.

“Lo que estamos viendo el tema de pyme es que las fintechs han apoyado de forma importante, también por ejemplo, en el crédito al consumo el tema de los millennials es muy marcado el crédito y también vemos a personas que son tarjetahabientes, que no puede acceder a tasas tan bajas, y que buscan obtener mejores condiciones y por eso están acercando mucho a lo que son las fintechs”, apuntó García.

La especialista de KPMG resaltó que esto es una muestra que el sector fintech ya es parte del sistema financiero formal, al tener una normativa y al participar en segmentos desatendidos o con poco interés por otros actores del sistema financiero.

Repunte fintech

Mientras las fintechs dedicadas al mercado del crédito reportan crecimientos de más dos dígitos durante el 2020, en materia de colocación, la cartera de crédito del sector bancario registró una caída de 5.3% anual en su saldo a diciembre del 2020, cuando el saldo era de 5.1 billones de pesos.

El segmento al consumo fue el que registró la caída más pronunciada al cierre del 2020, con un saldo de 955,000 millones de pesos, esto es una disminución anual de 11.4%, mientras que el saldo de los créditos comerciales se redujo 6.2%, con un un saldo de 3.2 billones de pesos.

Para la especialista de KPMG, que los números de la banca en materia de crédito hayan disminuido no significa debilidad, pues a pesar de estos indicadores, los bancos mantienen fortaleza en su solvencia, lo cual, conforme se reactive la economía buscarán recuperar sus números en materia de financiamiento.

“Está dando certidumbre el tema de la vacunación y es importante mencionar que la banca, conforme la economía se vaya reactivando, el crédito también lo hará”, apuntó García.

Caídas de la banca en crédito 2020 contra 2019

  • 5.3 en su cartera de crédito vigente.
  • 6.2% créditos comerciales.
  • 5.4% créditos a empresas.
  • 4.4% créditos a empresas.
  • 11.4% créditos al consumo.
  • 14.2% tarjetas de crédito.
  • 20.7% créditos personales.

Fuente: CNBV

fernando.gutierrez@eleconomista.mx