La Secretaría de Hacienda comienza a marcar el camino para que los migrantes y sus familias tengan más opciones dentro del sistema financiero mexicano, luego del debate público que se dio en el contexto de una iniciativa que obligaría al Banco de México a ser comprador de última instancia de dólares en efectivo.

Ahora, la autoridad hacendaria está por emitir una resolución para ampliar los límites que tienen los bancos en las operaciones con la moneda estadounidense en municipios receptores de remesas.

En la actualidad, los bancos tienen un límite para recibir dólares en efectivo, con el fin de prevenir el lavado de dinero. Según la normativa, las operaciones que realicen sus clientes en esta divisa en efectivo no deben superar los 4,000 dólares mensuales, para los usuarios, el límite es de hasta 300 dólares diarios o hasta 1,500 dólares mensuales.

Cómo opera actualmente

Sin embargo, actualmente existe una exención para que personas morales que justifiquen una mayor transaccionalidad de dólares en efectivo y se encuentren en regiones que lo ameriten, como las turísticas; se ubiquen cerca de la frontera norte del país o en estados como Baja California o Baja California Sur, puedan hacer operaciones bancarias de hasta 14,000 dólares en efectivo al mes.

En este contexto, la Secretaría de Hacienda está por emitir una resolución que incluya a municipios o delegaciones donde las remesas per cápita sean relevantes, respecto a otras localidades del país, para que las personas morales que operan esas regiones puedan tener esa exención en sus operaciones con instituciones financieras y puedan hacer transacciones de hasta 14,000 dólares mensuales en efectivo.

“Esta Secretaría (de Hacienda) ha resuelto habilitar a municipios o alcaldías en los que los montos de remesas sean relevantes para la economía de las familias que las habitan, para que las instituciones de crédito puedan recibir dólares en efectivo de Estados Unidos de América para la realización de operaciones de compra, recepción de depósitos, recepción del pago de créditos o servicios, o transferencias o situación de fondos”, se puede leer en la resolución que actualmente se encuentra en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria.

De acuerdo con el documento, la Secretaría de Hacienda tendría que dar a conocer la lista de municipios y alcaldías donde aplique esta exención para las operaciones de las instituciones financieras con personas morales.

Del monto histórico de remesas que ingresaron en el 2020, equivalente a 40,066 millones de dólares, los estados de Jalisco, Michoacán, Guanajuato y el Estado de México, fueron los de mayor captación de estos recursos, al representar en conjunto 34.6% del total.

Argumentos

En el documento, que se encuentra en Conamer, la Secretaría de Hacienda resalta que existe una demanda social por parte de los connacionales migrantes que radican en Estados Unidos, así como de sus familias, por contar con alternativas para realizar sus operaciones cambiarias de dólares en efectivo y, en consecuencia, obtener mejores condiciones y precios para el cambio de sus remesas.

Asimismo, se detalla que, en plena afectación económica mundial a causa de la pandemia del coronavirus, México observó un incremento en el flujo de remesas provenientes de los connacionales que se encuentran en Estados Unidos.

“(El flujo de remesas provenientes de Estados Unidos) registró un aumento de 11.44% en (el) 2020 respecto al 2019, superior al promedio anual de los últimos nueve años el cual se ubicó en 6.24%; lo que significó un beneficio económico para muchas familias mexicanas para afrontar las medidas de movilidad a causa de la pandemia del Covid-19”, destaca el documento.

Próxima publicación

En este contexto, la Secretaría publicará el documento, firmado por su titular Arturo Herrera Gutiérrez, en el Diario Oficial de la Federación y el cual reformaría las disposiciones de carácter general del artículo 115 de la ley de Instituciones de Crédito.

Esta medida forma parte de las acciones de la dependencia para dar más opciones a los migrantes en materia de intercambio de dólares en efectivo y se suma al anuncio del Banco del Bienestar para que este organismo pueda aperturar cuentas desde Estados Unidos con la matrícula o pasaporte consular.

Se espera que, en los próximos días, también se publique por parte de la Secretaría de Hacienda una resolución con el fin de incorporar otros documentos de identidad nacional para identificar a las personas físicas migrantes mexicanas que soliciten servicios bancarios en el país. El proyecto también se encuentra en Conamer.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx