Al cierre de diciembre del 2016, los 23 grupos financieros que operan en el país reportaron ganancias por 123,900 millones de pesos, lo que implicó una ganancia de 12.5% con relación al año previo, informó la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Dicha ganancia, indicó, se explica principalmente por un mayor margen financiero de 42,300 millones de pesos (12.4%), seguido de un incremento en el resultado por intermediación de 14,000 millones de pesos (78.1 por ciento).

El incremento en dichos ingresos fue contrarrestado parcialmente por la disminución en otros ingresos (egresos) de la operación de 16,300 millones de pesos (59.5%) y por el crecimiento de 18,900 millones de pesos (8.1%) en los gastos de administración y promoción.

Así como por el alza de 10,200 millones de pesos (30.1%) en los impuestos netos y por mayores estimaciones preventivas para riesgos crediticios de 3,600 millones de pesos (3.4 por ciento).

Por medio de un comunicado, la CNBV precisó que la rentabilidad de los activos, medida por el ROA (por su sigla en inglés) acumulado a 12 meses, se ubicó en 1.47% y la rentabilidad del capital, medida por el ROE acumulado a 12 meses, registró 13.47 por ciento.

Al cierre del 2016, la cartera de crédito de los grupos financieros que operan en el país creció 11.6% a tasa anual, para alcanzar un saldo de 4.02 billones de pesos, agregó la Comisión.

Precisó que los grupos financieros BBVA Bancomer, Banamex, Santander y Banorte, participaron con 25.5, 14.9, 14.7 y 14.4% de la cartera, respectivamente, lo que en conjunto significó 69.5% del total del sector.

La Comisión detalló que el segmento empresarial reportó un saldo de 1.8 billones de pesos, lo que implicó un incremento de 14.5% en comparación con el 2015 y una participación de 45.6% de la cartera total.

El crédito a entidades gubernamentales fue de 570,000 millones de pesos, 6.3% más que lo registrado en el mismo mes del 2015, por lo que tuvo una participación de 14.2 por ciento.

Con un crecimiento de 2.5%, el crédito a entidades financieras se ubicó en 141,000 millones de pesos y registró una participación de 3.5%; la cartera de consumo alcanzó 791,000 millones de pesos, 12.3% más a tasa anual y conformó 19.7% de la cartera total.

Por su parte, los créditos para vivienda ascendieron a 682,000 millones de pesos, con un incremento de 10% y una participación de 17 por ciento.

El Índice de Morosidad (Imor) de la cartera total se ubicó en 2.08%, 0.44 puntos porcentuales menos que el nivel observado en diciembre del 2015.

Del total de sectores que conforman los grupos financieros, los bancos participaron con el mayor monto de activos; 7.9 billones de pesos o 90.7% del total.

A su vez, la cartera de crédito representó 50.3% de los activos de los bancos, al alcanzar un saldo de 3.9 billones de pesos; en tanto, las inversiones en valores se ubicaron en 1.8 billones de pesos o 23.4% del total de los activos bancarios.

La captación tradicional fue la principal fuente de financiamiento de los bancos con un saldo de 4.1 billones de pesos, equivalente a 57.9% de sus pasivos.

En tanto, las casas de Bolsa ocuparon el segundo lugar en nivel de activos, con un saldo de 311,000 millones de pesos equivalente a 3.6% de los activos totales de grupos financieros.

De ese saldo, 240,000 millones de pesos correspondieron a inversiones en valores y conformaron 77.1% de los activos de las casas de Bolsa, precisó.