El 2015 será otro año de vacas flacas para los bancos de mercados emergentes, con pocas excepciones como México, cuyo sector bancario puede tener una marcada aceleración en el crecimiento del crédito, pronosticó la sociedad bancaria y financiera UBS en el Global Emerging Market (GEM) Banks Outlook 2015.

Para UBS, México es uno de los pocos países emergentes donde el ciclo del préstamo se encuentra en una etapa relativamente temprana.

Por esta razón el crecimiento del crédito en el país será sostenible para el año por venir y su riesgo será razonablemente bajo.

La firma suiza espera que los créditos se incrementen 14.7% en el 2015, liderados por una reaceleración en los préstamos corporativos, sobre todo en el ramo de la infraestructura.

Buenas previsiones

En cuanto al país como un todo, el estudio revela que México se encuentra estructuralmente bien ubicado como para beneficiarse de un dólar fortalecido, aunque para eso el gobierno tiene que demostrar que puede implementar de manera correcta las reformas que ha puesto en marcha.

En este contexto, UBS espera que México crezca 3.3% durante el 2015 y 3.8% en el 2016.

El estudio también pronostica menores precios de energéticos; y esto, aunado a reducciones en los precios mundiales de los alimentos, se traducirá en un descenso de la inflación del país durante la segunda mitad del 2015.

Mercados emergentes

En el documento, la firma suiza primero consideró que los bancos de mercados emergentes tuvieron un desempeño modesto durante el 2014, con un crecimiento de apenas 2.5% en dólares durante este periodo, contra un promedio anual del 2000 al 2013 de 12 por ciento.

Aun así, este sector tuvo un mejor desempeño que el de los bancos en general alrededor del mundo, ya que el índice del GEM superó al índice global bancario (global banking index) en 3.2%, también en dólares.

Estas cifras llevan a UBS a esperar en el 2015 un desempeño gris de los bancos en mercados emergentes dentro del contexto global, el tercero consecutivo.

Aunque dentro de este grupo, tiene una mayor expectativa para bancos latinoamericanos en comparación con los asiáticos, abundó.

[email protected]