Lea la primera parte de este artículo en la siguiente liga: Expectativas de la economía mexicana por el Covid-19

Bonos y tasas de interés

En Arum Trade estamos atentos a que, en el mes de febrero el Banco de México llevó a cabo su primera reunión de política monetaria del año, en la que decidió por unanimidad, reducir en 25 puntos el nivel de la tasa de referencia para ubicarla en 7.00 por ciento. De acuerdo con la institución, entre los factores que motivaron el recorte se encuentran el bajo crecimiento, la estabilidad de la inflación y la postura monetaria acomodaticia a nivel global. En la Gráfica 2.2.2. se presenta el comportamiento de la tasa de referencia y la tasa de inflación, se observa que en los últimos 14 meses el diferencial entre la inflación y la tasa de referencia ha aumentado dando lugar a un incremento de las tasas de interés reales, incrementando también la demanda por los bonos gubernamentales de México.

Como lo estimó Goldman Sachs, el Banco central de México recortó también en 50 puntos base la tasa de interés el 20 de marzo, adelantando su reunión (originalmente establecida para el 26 de marzo) y además previendo 3 recortes adicionales en el año, que dejarían la tasa de interés en 5.75 por ciento al cierre de 2020.

Gráfica 2.2.2 Inflación anual y Tasa de Referencia, 2007 – 2020

Tabla 2.2.5 Rendimientos de Bonos Gubernamentales de México, 11 mayo 2020

La Tabla 2.2.5 muestra los rendimientos de los Bonos gubernamentales de México a diferentes plazos, los bonos a 1 año son los que ofrecen la menor tasa de rendimiento, 4.995 por ciento.

Con relación a las tasas de interés de referencia y al comportamiento de los bonos, se puede concluir que dada la volatilidad originada por la incertidumbre del fin de la pandemia del Covid-19, los rendimientos en el mercado de bonos gubernamentales están por debajo de las tasas de referencia con excepción de México, a quien se le exige un premio por el riesgo país.

Ante la disminución de las tasas de referencia en Arum Trade esperamos que las empresas consigan créditos más baratos y lograr financiar nuevos proyectos, también puede ser un buen momento para que las empresas reestructuren sus deudas. Además de la política de reducción de las tasas de referencia, los gobiernos buscarán otras políticas públicas para mitigar los impactos negativos a las empresas, como puede ser la reducción de los impuestos a la nómina.

Divisas

El mercado de divisas ha sido el más afectado por la pandemia del Covid-19, siendo el peso mexicano, MXP, una de las monedas de los países emergentes que más se ha depreciado con respecto al dólar durante este año 2020. Esto se puede observar en la Gráfica 2.2.3 que muestra la depreciación de monedas de países emergentes hasta abril 2020, la Rupia de India es la menor depreciación, -3.80% en el año de este conjunto de monedas, la de mayor depreciación el Real brasileño, -24.64 por ciento.

Estas caídas de valor de  las diferentes monedas emergentes se explica en gran parte a la crisis económica originada por la pandemia del Covid-19, y en el caso del peso mexicano también ha influido la drástica caída en el precio de la mezcla mexicana del petróleo. En el último mes el peso se ha apreciado en un 1.7%, al pasar el tipo de cambio de 24.09 MXP/USD del 08 de abril de 2020 a 23.68 MXP/USD al 08 de mayo.

Analizando ésta caída a través de la oferta y demanda, en Arum Trade observamos que los fenómenos del Covid-19 y económicos, en particular la guerra de precios entre Rusia y Arabia Saúdita, han impactado a las fuerzas del mercado, la oferta de dólares ha disminuido al caer el precio de la mezcla mexicana de petróleo.

Aunado a esta caída, también el rompimiento de las cadenas de valor y la disminución de la demanda estadounidense de productos manufacturados en México, como los automóviles, ha afectado la oferta de dólares.

Por el lado de la demanda, al aumentar la incertidumbre por el pánico originado por la pandemia, los inversionistas se refugian en activos de menor riesgo como es el caso de los bonos del tesoro de los EEUU, por lo que la demanda por dólares ha aumentado en México para comprar esos bonos o simplemente comprar dólares pensando que su valor continuará aumentando.

Por lo tanto al aumentar la demanda y disminuir la oferta de dólares, el impacto inmediato es la depreciación del peso mexicano. 

Lo más seguro es que el mercado se estabilice en al menos tres a seis meses, ya que como se esta observando en China las fábricas están reiniciando actividades, reestableciendo las cadenas de valor, reactivando las relaciones comerciales y poco a poco, la demanda mundial.

En Arum Trade siempre recomendamos que, de invertir, siempre es necesario analizar el perfil y objetivos perseguidos; también en las crisis surgen buenas oportunidades.