El año pasado se generó el mayor número de reportes de operaciones inusuales de lavado de dinero y de denuncias ante la Procuraduría General de la República (PGR) de los últimos siete años, según datos de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

En el 2013, las operaciones ?inusuales de clientes del sector financiero que fueron reportadas a las autoridades antilavado crecieron 31.1 por ciento. Con esa información se lograron integrar 84 denuncias ante la PGR por ser sospechosas de lavado de dinero.

Ese mismo año, la UIF recibió 75,468 reportes de operaciones inusuales, el número más alto desde el 2006. En el 2012 se generaron 57,263 informes de ese tipo, los cuales reportan las actividades, conductas o comportamientos que no concuerden con los antecedentes, actividades conocidas o declaradas por los respectivos clientes de las instituciones financieras o con su patrón habitual de comportamiento transaccional. Esto en función del monto, frecuencia, tipo o naturaleza de la operación de que se trate, sin que exista una justificación razonable para dicho comportamiento; o bien, aquéllas que por cualquier otra causa dichas instituciones o sujetos consideren que los recursos podrían ubicarse en alguno de los supuestos de financiamiento al terrorismo nacional e internacional, o al lavado de dinero.

En operaciones preocupantes de lavado que pudieron haber llevado a cabo empleados o directivos de las instituciones financieras se reportaron 122, mientras que en el 2012 fueron 157.

En operaciones relevantes que son las que rebasen los 10,000 dólares en transferencias de dinero o cheques de viajero que reportan las instituciones financieras y las que emiten los transmisores de dinero y centros cambiarios por más de 5,000 dólares se enviaron 6 millones de reportes, un aumento de 15.3% sobre un año antes (2012).

La UIF recibió 3.7 millones de informes de operaciones en efectivo de dólares; si se comparan con los 6 millones del 2012, bajó 38.3 por ciento. Es decir que disminuyeron a niveles del 2010, cuando en el tercer trimestre de ese año entró en vigor la restricción. Todo lo anterior dio lugar a que la UIF de la Secretaría de Hacienda interpusiera ante la PGR el mayor número de denuncias desde el 2006, con 84. En el 2012 el número de denuncias fue de 35, con lo cual se concretaron 49 más entre el 2012 y el 2013.

[email protected]